851.000 euros para dar más seguridad a 6 km de carretera entre Itero de la Vega y Lantadilla

0
495

Se ampliará la plataforma y se reforzará el firme hasta lograr una anchura de 8 metros

Una de las mayores inversiones en carreteras a nivel provincial ya tiene vía libre: el ensanche y refuerzo de la PP-4311 entre Itero de la Vega y Lantadilla.

Se prevé la mejora del tramo de carretera mediante ensanche de la plataforma y refuerzo de la capacidad estructural del firme de la calzada actual, hasta conseguir una sección de plataforma de 8 m. de ancho, compuesta por una calzada pavimentada de 6,20 m. de anchura más dos arcenes laterales de, al menos, 0,90 m. en cada margen.

El tramo que se pretende mejorar con este proyecto es el comprendido entre el fin del tramo que ya está ensanchado de la carretera PP-4311, situado en su cruce con la carretera PP-4312 (acceso a Itero de la Vega), y la entrada de la carretera al casco urbano de Lantadilla, con una longitud total de actuación de 5.994 metros.

La plataforma actual de la carretera en el tramo de actuación tiene una anchura variable entre 6 y 6,50 metros, siendo de 5 m. la anchura del firme, constituido por una o varias capas de mezcla bituminosa sobre firme de materiales granulares.

La escasa anchura de la calzada provoca que el cruce de vehículos se realice en condiciones de inseguridad, máxime cuando se trata de vehículos pesados o agrícolas. El estado actual del firme es en general aceptable a excepción de varias zonas que presentan blandones, previsiblemente por la presencia de materiales de mala calidad en la explanada existente bajo el firme. La capa de rodadura presenta un notable envejecimiento debido al largo tiempo transcurrido sin actuaciones de renovación de firme.

El drenaje longitudinal está constituido por cunetas triangulares en tierras, con evacuación hacia los cauces que son interceptados por la traza de la carretera actual. En general, el funcionamiento de las infraestructuras de drenaje existente, tanto longitudinal como transversal, es adecuado.

En cuanto a la señalización horizontal de la carretera está compuesta únicamente por las bandas laterales continuas que delimitan la zona pavimentada de la calzada. La señalización vertical está formada por señales circulares de 600 mm. de diámetro y triangulares de 900 mm. de lado y no existe señalización reguladora del adelantamiento. La antigüedad de todas estas señales es variable, habiendo superado la mayoría de ellas su período de vida útil.

De acuerdo a los datos obtenidos del aforo de tráfico realizado en esta carretera el pasado mes de marzo de 2017, la IMD de vehículos en el tramo de actuación es de 242 vehículos día (ambos sentidos), de los que un 10% son pesados. Según este valor el nº de vehículos pesados en la carretera por carril no va a superar en ningún caso el valor de 20 vehículos/día.