A la luz de las Candelas

0
259

La capital y varias localidades se ponen sus mejores galas para la celebración de Las Candelas

La arranca en la capital. Allí la patrona, la Virgen de La Calle, consigue animar a los palentinos para disfrutar de un intenso día festivo, a pesar de las gélidas temperaturas.

Todo este ritual religioso viene acompañado de lo que, sin duda, más adeptos atrae a la ciudad en esas fechas, el chamuscado y la matanza del cerdo. La Plaza Mayor se convierte en el centro neurálgico de las actividades gastronómicas que se alargan todo el fin de semana; donde el chichurro, la morcilla, las pastas artesanas y el vino se convierten en protagonistas del mercado tradicional.

En la provincia las candelas también se encienden. Saldaña vive Las Candelas de otra forma, a través de la ya tradicional feria dedicada al sector agrícola y ganadero. Junto a tractores, cosechadoras, amarres y básculas encontramos también a productores alimentarios que copan los alrededores del Pabellón Municipal de Deportes de Saldaña; congregando no solo a profesionales sino también a amantes de este sector y por supuesto, de la buena mesa.

Pero si queremos probar el plato saldañés por antonomasia, la festividad de Las Candelas es una estupenda fecha para hacerlo. Y es que la feria agroalimentaria de Saldaña ofrece en su programa una degustación de las famosas alubias de la zona, un plato de cuchara suave y de agradable textura que, sin duda, nos hará entrar en calor.

Alubias de Saldaña. Foto. Gastronostrum

Otra opción es la fiesta de exaltación del nabo de Monzón de Campos. Esta fiesta en honor a San Blas se ha convertido en una cita ineludible que no para de crecer en visitantes y programación, consolidándose como atractivo turístico.

Sin lugar a dudas la diversión en esta fiesta está asegurada; concentración motera, de autocaravanas, talleres gastronómicos, degustaciones… Aunque la estrella es el Torneo Nabero; una prueba que busca “el mejor ojo del condado” calculando el peso de unas cestas de nabos.

Nuestra última propuesta para este fin de semana nos lleva a Villalobón. Allí podemos cerrar la tarde del sábado con un ritual emocionante y colorido a partes iguales. El ya tradicional Revoloteo de la Bandera que los cofrades de Las Ánimas hacen en honor a San Blas, nos meterá en una máquina del tiempo con destino directo el Medievo.