La provincia, turismo accesible que te llevará a otra época

Eliminación de barreras arquitectónicas, la adaptación de propuestas culturales y naturales…  son aspectos fundamentales para que nuestros recursos turísticos sean accesibles a todos. En este sentido, Palencia apuesta por ir adaptándose poco a poco a las necesidades de personas con discapacidad de cualquier tipo y configurar un turismo inclusivo de calidad en la provincia.

La Olmeda. La estrella de la accesibilidad

Viajar al pasado es posible gracias a uno de los vestigios arqueológicos más importantes del mundo romano hispánico, la Villa Romana La Olmeda en Pedrosa de la Vega. Historia, patrimonio, arquitectura y arte convergen en este espacio  cultural que deja boquiabierto a cualquiera; gracias a las palaciegas dimensiones y la calidad de los mosaicos de la VRO. Lo que en la antigüedad fue una gran mansión del Bajo Imperio, hoy se ha convertido en un destino idóneo gracias a su total adaptación a cualquier tipo de discapacidad.

El edificio que envuelve el yacimiento, diseñado de una forma totalmente accesible, cuenta con aparcamiento con plazas destinadas a personas con discapacidad, zona de atención al público con amplias rampas, y venta de entradas totalmente adaptada. Además, un servicio gratuito de préstamo de sillas de ruedas permite la aproximación frontal de los usuarios al monumento para que lo disfruten como cualquier otro visitante. Por supuesto los perros-guía o terapéuticos son bienvenidos en la VRO.

A lo largo de la visita, podemos encontrar también maquetas y reproducciones para ser tocados por aquellas personas con discapacidad visual; paneles y folletos con información escrita en Braille.  Para grupos concertados de personas con discapacidad auditiva, la Villa Romana ha creado un servicio de micro-receptores para auriculares, compatibles con audífonos amplificadores de sonido. Por otro lado, también es posible contar con un guía interprete de lenguaje de signos para grupos de al menos diez personas.

Por último, ‘Villa Romana La Olmeda, Un Tesoro Romano’ es una guía de lectura fácil que adapta de manera totalmente didáctica los contenidos de este espacio arqueológico. Entre otras facilidades, permite conocer todos los secretos del yacimiento a todo el público que tenga dificultades lectoras, como por ejemplo personas con discapacidad intelectual,una dificultad transitoria, o escolares que estén comenzando a leer.

El broche final a nuestra visita a La Olmeda puede ponerlo la gastronomía. La tradición de la comarca es probar un buen plato de alubias; que dadas las temperaturas gélidas de esta época nos vendrán como anillo al dedo.  Las bondades de esta legumbre son muchas y muy conocidas. De hecho, hay un dicho que con gran sabiduría asegura “La alubia de Saldaña, la mejor de España”.  Imperdonable no probar este manjar.

El Camino de Santiago, peregrinaje para todos

Nuestra próxima parada en el turismo accesible palentino se ubica en un punto concreto de una de las rutas históricas más transitadas del mundo, el Camino de Santiago. A su paso por la provincia de Palencia; entre Villalcázar de Sirga y Carrión de los Condes, la ruta jacobea pone a trabajar uno de sus principales baluartes, la solidaridad, para que todos podamos disfrutar de al menos un pedazo de este maravilloso reto personal.

Es en la misma localidad alcacereña donde encontraremos también el primer albergue inclusivo del Camino de Santiago, que nos permitirá poner el broche de oro  a esta experiencia tan reconfortante para el alma. Gracias a un proyecto de remodelado en el que participó la Diputación de Palencia. Este albergue público de la Orden de Malta permite que personas con discapacidad motora puedan disfrutar del Camino como lo haría cualquier otro peregrino.

El Camino de Santiago es, junto con la Villa Romana, un recurso turístico vital para nuestra provincia y tras esta fuerte apuesta por la accesibilidad, se convierten también en ejemplos a nivel nacional de que un turismo inclusivo es posible.

Proyectos como éstos que dan tanta visibilidad a los municipios con este tipo de recursos adaptados o  la elaboración de guías de accesibilidad, han servido también para que servicios turísticos como albergues, hoteles o restaurantes de otras localidades se pongan manos a la obra y pronto ofrezcan esas necesarias mejoras a las personas con algún tipo de discapacidad; ya sea visual, auditiva o de movilidad.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingresa tu comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí