Un grupo de vecinos de Torquemada compone la Asociación Cultural Valdesalce, que vela por mantener el patrimonio material e inmaterial de la localidad y organizar actividades que dinamicen el municipio

Ahora nos lo explicamos todo… ¡Ahora ya sabemos por qué acude tanta gente el día de San Mateo a la Ermita de Valdesalce en Torquemada!

¡Cúantas veces hemos visto que tradiciones ancestrales se pierden en el tiempo y acaban siendo objeto de la fidelidad de un grupo reducido de fieles!

Aquí sucede todo lo contrario. Cada año acude más gente el día de la fiesta, que se celebra el 21 de Septiembre.

Ermita Valdesalce

Después de charlar un rato con Arsenio, secretario de esta asociación cultural desde sus inicios, nos damos cuenta del entusiasmo contagioso que produce.

Habla intensamente, a gran velocidad, y te cuenta y te relata lo que han logrado hacer desde esta asociación. Con la colaboración de instituciones y de los vecinos del pueblo. De acuerdo.

Pero si no hay alguien que lo lidere y que lo impulse, como Arsenio y otros muchos vecinos entregados a su pueblo, no se producen estos “milagros”:

Nace esta asociación el 4 de Diciembre de 2003 con sus estatutos, con el único propósito de mantener y restaurar el patrimonio del pueblo.

Y lo primero que hacen (para qué se van a quedar en pequeñeces), es llevar agua desde Torquemada hasta la ermita. Que se dice pronto. Tres kilómetros y setecientos metros, con la colaboración de instituciones y de los agricultores de la zona. Ni más… Ni menos.

Y los servicios, ubicados en las antiguas cuadras del burro de la ermita, se empezaron a utilizar. Todos aquellos que diariamente acuden a dar un paseo hasta allí pudieron usar estas instalaciones a partir de aquel 21 de septiembre de 2006.

Luego, en colaboración con la Cofradía de la Virgen de Valdesalce, y siempre de la mano, continuaron sus actuaciones.

Y tiraron las 25 habitaciones que hay en el Santuario (antigua hospedería), retiraron unas 150 toneladas de desechos, reconstruyeron la bóveda de la ermita y arreglaron todo el perímetro de la iglesia, lleno de humedades.

Y, como no se quedaron contentos, pues pintaron toda la iglesia.

Y, ahí no queda la cosa…

Cogieron la Virgen de Valdesalce, del siglo Xlll, y la sometieron a un completo proceso de restauración, en el que le quitaron la carcoma y le devolvieron su esplendor de siempre. Incluso, articularon los brazos de la Virgen, con el objeto de facilitarle la labor a las mujeres que la visten.

Luego siguieron con la cripta de la ermita. Fijaron bien los nervios que la sustentan con fuertes barras de acero y descubrieron, a base de quitar y raspar, una imagen de la virgen tallada en el centro, perfectamente conservada.

Siguieron con el patrimonio artístico y cultural de Torquemada… Y restauraron  los santos procesionales que se encuentran en la capilla lateral de la Iglesia de Santa Eulalia.

Más tarde, regresaron a la ermita y sanearon la sacristía y la restauraron, siempre tratando de respetar su aspecto original y siempre en colaboración de Juan Carlos y Tomás, de Archivolta.

Y todo esto, que he relatado de forma apresurada, ha llevado mucho tiempo, y mucho esfuerzo, y mucho entusiasmo, y muchas idas y venidas a administraciones en búsqueda ayudas.

dia de los abuelos en torquemada
Fiesta de San Mateo en Torquemada
Cena de Manos Unidas, uno de los eventos que organiza el colectivo cada año

Aquel grupo de ocho personas pasó rápidamente a los 100 miembros, para llegar a ser en la actualidad 280 socios. Lo ha conseguido… ¡Vaya si lo ha conseguido! Y todo, con una modesta cuota de 6 euros al año.

Gracias, Arsenio, por tu espíritu positivo, por tu tenacidad, por tu ilusión, aunque insistas continuamente en que esto es el resultado del esfuerzo de muchas personas. Te quitas importancia, pero la tienes. ¡Gracias también, por supuesto, a todas esas personas que colaboran, en la medida de lo posible, con la labor de la Asociación Cultural Valdesalce!
¡Ánimo a todos! Y a seguir adelante, aunque ya sabéis que hay veces en que se produce alguna “caída”, que puede producir algo de dolor. Estoy convencido que no os parará nadie.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingresa tu comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí