En estos días comienzan a escucharse los berridos de los machos, es un sonido profundo y largo, parecido a un mugido de vaca. Durante un mes los machos no dejarán de emitir fuertes berridos o bramidos.
Con este sonido anunciará la llegada del celo y avisará de su presencia a las hembras y al resto de los machos, y procurará apoderarse de una parcela de terreno dentro del área de campeo de las hembras.


Si un intruso aparece en su territorio intentará disuadirlo, pero si éste es un macho grande le plantará cara, berreará cerca de su contrincante y agachará la testuz dirigiendo las cuernas hacia él. Tendrá lugar el combate entre ambos. Se golpearán con las cuernas tratando de desequilibrar al contrario. Cuando uno de ellos lo consiga, el vencido se retirará de inmediato o reiniciará la pugna.
¡Un espectáculo en plena naturaleza en la Montaña Palentina!

Las fechas idóneas para presenciar la berrea son entre el 15 de septiembre y el 15 de octubre aunque pueden variar ligeramente en función de las condiciones climatológicas. Los mejores momentos del días para la observación de los machos en celo son al amanecer y atardecer.
Para más información, Casa del Parque 979 87 06 88.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingresa tu comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí