El proyecto MHS-EnerCon² va dirigido a mejorar la eficiencia energética del yacimiento

 

La presidenta de la Diputación de Palencia, Ángeles Armisén, ha anunciado que la institución que preside ha decidido apostar por el uso de las nuevas tecnologías en la Villa Romana de la Olmeda.

En concreto, según han explicado el director de la Fundación Santa María la Real, Juan Carlos Prieto, y el fundador de Telnet, Manuel Villarig, sus técnicos han instalado en la villa de Pedrosa de la Vega, declarada Bien de Interés Cultural, un sistema de monitorización que estudia la evolución de los parámetros ambientales, así como los consumos energéticos derivados de su gestión y uso-

La instalación se concreta en 64 sensores y dispositivos, ubicados en 29 puntos de control, que recogen información sobre 17 parámetros diferentes, entre los que se encuentran: 15 puntos de medición de temperatura y humedad relativa; 4 de luminosidad; 6 de humedad y conductividad del terreno; dos de CO2 o un punto de control del flujo de visitantes.

Se ha puesto en marcha también una estación meteorológica que incluye medición de temperatura, humedad, presión barométrica, dirección y velocidad del viento, cantidad y duración de lluvia y duración de granizo; así como un punto de medición de la radiación, otro de registro de la energía reactiva del edificio y cuatro puntos de medición de la energía activa.

Al igual que en el Palacio Provincial o en el resto de edificios monitorizados el objetivo principal es “facilitar la gestión del yacimiento, ofreciendo a sus gestores la posibilidad de contar con datos reales sobre el consumo energético y su incidencia en la conservación del sitio”, explicaban los responsables del proyecto.

El proyecto, MHS EnerCon² está financiado por el Ministerio de Industria, Economía y Competitividad, se extenderá hasta agosto de 2018 y cuenta con un presupuesto global de 564.180 euros.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingresa tu comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí