Esta sencilla ermita mozárabe, levantada en el siglo X, está declarada Bien de Interés Cultural con la categoría de Monumento Histórico Artístico desde 1931. La construcción fue reformada posteriormente en el siglo XVIII.

El edificio presenta una planta rectangular, con cabecera y nave, muros realizados en sillarejos, tejado a dos aguas y una fachada muy simple emplazada a los pies y que se remata con una pequeña espadaña.

Está orientada en sentido longitudinal sobre el eje norte-sur, contra la norma habitual de colocar las cabeceras al este.

En un interior poco luminoso, un arco triunfal de herradura mozárabe diferencia claramente su única nave de la cabecera, donde se encuentra la capilla mayor, reformada en el siglo XVIII y cubierta con bóveda de casquete.

También se conserva un capitel mozárabe utilizado como pila bautismal y una talla de la Virgen con el Niño del siglo XVI.

El 8 de septiembre se celebra en la ermita la fiesta de la Virgen de las Eras.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingresa tu comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí