En el mes de Mayo, en fechas próximas al día de la Ascensión se rinden honores festivos y
romeros a la Virgen de Villagustos, en su ermita, situada a varios kilómetros de la localidad.

Se trata de una ermita del Siglo X-XI de principios del románico que se encuentra completamente
restaurada gracias a la colaboración de muchos de los vecinos y vecinas del pueblo de forma
desinteresada.
Un remanso de paz en el cerrato y un mirador maravilloso que nos abre de par en par sus
ventanas a los campos de trigo y cebada de la comarca.

Alrededor de la ermita hay una zona verde cuidada con bancos para poder descansar.

Al lado de la ermita se encuentran los restos de antiguos corrales que pertenecían a un antiguo
poblado situado junto a ella.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingresa tu comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí