La Ermita de Nuestra Señora de Palacios perteneció a los Caballeros del Temple.
El atractivo de esta ermita, además de la construcción, es el paseo que hay hasta llegar a ella.

Rodeado de árboles en una larga recta muy bien conservada en su firme y que nos permite
acceder hasta la misma puerta de la Ermita.
Construcción de finales del siglo XII. Era una de las 5 ermitas con las que llegó a contar Cevico
de la Torre. Está considerado el edificio más antiguo de la población, ya que, tanto la forma
semicircular del ábside, como la puerta de acceso apuntada, indican una transición entre el
románico y el gótico.

La ermita, actualmente capilla del cementerio, perteneció a la Orden de San Juan de Jerusalén
hasta la desamortización e incluso a la del Temple durante la Edad Media.
En su interior se encuentra el sepulcro de piedra de D. Pedro Monedero, benefactor de esta
localidad. Se trata de una obra contemporánea, obra del escultor madrileño Juan Cristóbal
González.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingresa tu comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí