El verano es largo y da para mucho, hasta para mostrar las dotes de los más pequeños en el mundo de la música. Así lo han demostrado los niños de Astudillo en la Escuela de Rock.

Bien organizados, respetando el turno para tocar diferentes instrumentos y cantar. Y para que no se hiciese larga la espera, taller de pintacaras y globoflexia.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingresa tu comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí