Nada más cruzar el puente romano de Cordovilla en dirección a Torquemada, sale un camino a mano derecha que nos conduce (a unos 300 metros) hacia uno de los sitios emblemáticos de Cordovilla: la Fuente de San Antolín.

Su agua es potable y el acceso es muy bueno, por medio de unas escaleras para salvar el desnivel existente.

De vuelta, hacia el puente, se puede observar una zona que en el pueblo la llamán el rincón y que están arreglando. Desde ella se accede directamente a la ribera del río y a unos parajes donde se respira tranquilidad y sosiego, con el murmullo del sonido de las aguas río abajo.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingresa tu comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí