El topónimo de Hérmedes proviene de la palabra latina “eremitae” que se traduce por eremita o ermitaño.

A finales del siglo IX, reinando en Asturias Alfonso III el Magno (866-910), se repobló la comarca que había sido reconquistada a los musulmanes pocos años antes por su padre el rey Ordoño I.

Estos repobladores fueron en su mayoría gentes procedentes del norte de la península, llegados a la zona del Cerrato por la ruta de los foramontanos; también fue repoblada la comarca por mozárabes, cristianos que vivían en el reino musulmán, provenientes de Al-Ándalus, y también por musulmanes que, tras la conquista de sus tierras, decidieron quedarse en los nuevos territorio cristiano.

Fue en el siglo X cuando se construyó la ermita de la Virgen de la Era, de estilo mozárabe, y en el siglo XI fue fundada la Abadía de Hérmedes con Abad propio en la Catedral de Palencia.

En un documento conservado en la Catedral de Burgos y datado en el siglo XI se cita a la localidad como San Juan de Heremitas de Cerrato.

En el siglo XIV los dos poblados constituían el concejo de Hérmedes, adscrito a la Merindad de Cerrato, que formaba parte de la Merindad Mayor de Castilla. Las parroquias estaban bajo la jurisdicción del Arciprestazgo de Baltanás de la Diócesis de Palencia.

A finales del siglo XVIII Hérmedes era ya villa realenga, pasando a depender directamente del Rey y no del Señorío dela Abadía, formando parte del Partido de Cerrato de la provincia de Palencia.

Durante la Guerra de la Independencia Española (1808-1814) el pueblo fue saqueado por las tropas francesas. Durante los seis años que duró esta contienda, con el fin de proveer de alimentos a los ejércitos de ambos bandos, se llevaron a cabo numerosas roturaciones en los terrenos de Hérmedes que, unidas a posteriores desamortizaciones, cambiaron por completo la fisonomía del término.

Tras la aplicación del decreto de la división territorial de España de 1833, Hérmedes fue registrado como municipio de la provincia de Palencia, incluida en la región de Castilla la Vieja. Posteriormente, en 1855, esta provincia pasó a formar parte de la región de León, volviendo en la década de 1960 apertenecer a Castilla la Vieja.

Con la nueva ordenación del país en un Estado de Autonomías instituido y garantizado por la Constitución Española de 1978, la provincia de Palencia forma parte de la Comunidad Autónoma de Castilla y León desde 1983.

 

Compartir
Artículo anteriorIglesia
Artículo siguienteErmita de la Virgen de la Era
Palencia en la Red
Palencia en la Red es un portal dedicado a los pueblos palentinos, que te informa y entretiene, contándote todo lo que te interesa sobre nuestro medio rural y sus empresas. Palencia en la Red, líder desde 2012, pone en valor la forma de vida de nuestra provincia. Más de 100.000 usuarios forman parte de la red palentina. ¡Súmate a ellos!

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingresa tu comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí