Templo de gran tamaño y poseedor de valiosas y variadas obras de arte, a pesar de las pérdidas que se han sucedido con lamentable frecuencia.

Su construcción se desarrolló desde el siglo XIV al XVII, y sustituyó a una iglesia que se levantaba en el mismo lugar, probablemente románica.

Apenas concluidas las obras, a mediados del XVI, la torre se desplomó y hundió gran parte de las naves, con lo que se inició la reconstrucción cuyo aspecto final es el que ha llegado hasta nosotros.

Es un templo de estilo gótico tardío, ya muy influido por la decoración renacentista, que se observa particularmente en el interior.
Posee 3 naves, de igual altura, cubiertas con bóvedas de crucería estrellada, sostenidas con esbeltos pilares-columna.
Tiene además un coro alto a los pies y gran cantidad de espacios adosados al cuerpo principal, como la sacristía, el baptisterio,
varias capillas funerarias (algunas de ellas en ruinas), cripta, etc.
El aspecto general es sobrio y macizo por fuera, pero diáfano y amplio en el interior.

La iglesia custodia importantes colecciones escultóricas en forma de retablos y sepulcros, y uno de los mejores conjuntos de platería de toda la provincia de Palencia.

Compartir
Artículo anteriorIglesia de Santa Eulalia
Artículo siguienteAlimentos de Palencia; el gusto es nuestro
Palencia en la Red
Palencia en la Red es un portal dedicado a los pueblos palentinos, que te informa y entretiene, contándote todo lo que te interesa sobre nuestro medio rural y sus empresas. Palencia en la Red, líder desde 2012, pone en valor la forma de vida de nuestra provincia. Más de 100.000 usuarios forman parte de la red palentina. ¡Súmate a ellos!

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingresa tu comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí