El martes, 9 de abril de 2019, a las cuatro de la tarde, está programada una jornada de participación pública y visibilización de los recursos forestales de la localidad de Ampudia

Para ello están convocadas todas las asociaciones, entidades, empresas y actores vinculados al desarrollo económico y social del municipio. Una jornada de puertas abiertas, de entrada libre, para dar a conocer el trabajo desarrollado en los últimos años alrededor de estos recursos económicos. La jornada contará con la presencia de la propiedad forestal (pública y privada), la Universidad de Valladolid (Campus de Palencia. Instituto de Gestión Forestal Sostenible), la administración forestal, y las empresas del sector. El programa incluye una visita a las plantaciones truferas municipales y al incendio forestal de las laderas acaecido en 2017. Posteriormente, en el Hospital de Clemencia, se cerrará la jornada con una puesta en común y un proceso de participación pública para debatir sobre el futuro de estos recursos estratégicos del municipio.

Ampudia cuenta con una importante superficie municipal, con 137 km2 se puede considerar un municipio grande en la escala de superficies de los municipios de la región (el segundo más grande del sur provincial después de Baltanás y el sexto mayor de la provincia de Palencia).

Dentro de esa amplia superficie municipal, que se extiende a caballo entre las comarcas de la Tierra de Campos y los Alcores palentinos, encontramos una importante riqueza forestal. Entre sus ecosistemas destacan las importantes masas forestales de nueva creación (fruto de la repoblación forestal desde los años 60) principalmente pobladas con pino carrasco, pino piñonero y ciprés (Pinus halepensis, Pinus pinea y Cupresus arizonica), sobre masas residuales de bosque autóctono de encina y roble quejigo (Quercus ilex y Quecus faginea) que en tiempos jugó un importante papel como suministro de leñas y pastos. Estas masas forestales se extienden principalmente sobre el páramo calizo (Montes de U.P. 415 Monte Torozos, de 1.913 ha, de las cuales unas 1.000 ha se dedican al cultivo agrícola y Montecillo de Valoria , U.P. nº 416, de 252 ha) y sobre las laderas de margas y yesos, éstas con una clara vocación protectora.

Los aprovechamientos de estas masas forestales poseen una relevante importancia directa en los presupuestos municipales. En los últimos años la intervención en claras, la producción de piñón, la caza, las setas, la extracción de leñas y especialmente las rentas de los aerogeneradores implantados en monte de U.P. han generado una riqueza considerable en el municipio que puede suponer uno de sus pilares de desarrollo.

La potencialidad de esta superficie forestal debe ir necesariamente más allá de los recursos que ya están en marcha, diversificando productos y poniendo en relieve el valor económico de los servicios ecosistémicos cada vez más reconocidos.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingresa tu comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí