Juana la Loca y Torquemada: una historia que se revive cada año

0
56

Cada año se escenifica el Cortejo Fúnebre de la Reina Juana I de Castilla, que llegó a la villa con el féretro de su esposo, Felipe el Hermoso, y se quedó en ella durante un tiempo en el año 1507

Una de las reina más enigmáticas de nuestra historia habitó Torquemada durante unos meses, en los que dio a luz a Catalina, hija póstuma de Felipe el Hermoso, en medio de su particular Cortejo Fúnebre hacia Granada. Desde hace años, Torquemada escenifica aquel episodio de su historia

Al morir Felipe El Hermoso, esposo de la reina Juana I de Castilla, “La Loca”, ésta emprendió un cortejo fúnebre a pie, para trasladar el cuerpo de su marido hasta Granada. Una ruta que nunca llegó a su destino… Pero ésa es otra historia.

Aquí, nos quedamos en la parada que Juana La Loca hizo en Torquemada, y que se prolongó durante cuatro meses. Su entrada en la villa fue de lo más misteriosa: de noche, en la víspera de Navidad, acompañando al féretro del malogrado rey junto con una amplia y sombría comitiva que cruzó el puente de la villa iluminando su paso con antorchas.

Aquella noche del 24 de diciembre de 1506, Juana La Loca estaba en avanzado estado de gestación. Tanto, que tuvo que detener su marcha para dar a luz a Catalina el 14 de enero de 1507, la que sería hija póstuma de Felipe y años después se convertiría en reina de Portugal.

Desde 2007, V Centenario del nacimiento de Catalina, los vecinos de Torquemada conmemoran la lúgubre entrada de Juana en la villa con una representación teatralsobre los meses que vivió la reina de Castilla en Torquemada, una villa que le dio paz en medio de su desgracia.

La primera representación tuvo lugar ante unos espectadores de excepción: los participantes de la Ruta Quetzal, que acamparon una noche en el Parque del Prado en su ruta por España e Hispanoamérica.

Desde entonces, Torquemada repite cada año esta conmemoración en el mes de julio, con la participación de decenas de vecinos, que se visten con prendas renacentistas para la ocasión.

Con ella pretende, de paso, recordar la figura de la reina Catalina de Austria, “La Torquemadina”, un personaje poco conocido, pero no por ello menos importante para la historia de Portugal.

Aprovechando la ocasión, el Ayuntamiento organiza actividades paralelas. En algunas ediciones se han celebrado ferias de vino de la DO Arlanza (en la que Torquemada tiene dos bodegas industriales) o cerveza artesana, con la marca local que lleva el nombre de la villa.

¡No hay mejor manera de evocar el siglo XVI que pasando una noche tan especial en Torquemada!

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingresa tu comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí