LA CENTRAL TÉRMICA

El proyecto de la construcción de una central térmica en la zona se gestó a principios de los años 1960 con el fin de aprovechar la producción de carbón de la cuenca palentina. La empresa Iberduero, bajo la denominación de Terminor, participada con Electra de Viesgo eligió como ubicación unos terrenos adyacentes al río Carrión, dentro del término municipal de Velilla del Río Carrión, en la Montaña Palentina.

Se construyó un poblado junto a las instalaciones, como viviendas para los ingenieros y técnicos norteamericanos llegados para su montaje, y una pequeña presa en el Carrión para la toma de agua de refrigeración, denominada Presa de Villalba. Uno de los procesos más complicados lo supuso el traslado de la turbina de General Electric desde el Puerto de Bilbao en un camión de enormes dimensiones que tuvo muchas dificultades para su acceso, debido a lo sinuoso de las carreteras de la época. Tras varios años de trabajos, en junio de 1964 fue puesto en marcha el Grupo 1,de 148 MW de potencia, operado por Terminor (Centrales Térmicas del Norte de España, S. A.).

En los años 1980 Iberduero decidió su ampliación, y en octubre de 1984 fue puesto en funcionamiento el Grupo 2, con una potencia nominal de 350 MW. A su vez se construyó una torre de refrigeración, que no había sido necesaria para el Grupo 1, que era refrigerado en circuito abierto. También se añadió un ramal del Ferrocarril de La Robla desde Guardo, que deposita el carbón directamente en la central. En 1984, Iberduero compró a Electrade Viesgo su participación en la central.

Desde 2004, esta instalación viene recibiendo la certificación de AENOR en Calidad, siendo la primera de este tipo en recibirlo perteneciente a Iberdrola.

El Ministerio de Industria autorizó a Red Eléctrica Española (REE) en 2005 la instalación de una línea de alta tensión de 800 KV entre la térmica de Velilla y la Central térmica de Lada, en Asturias, pero numerosos colectivos y ayuntamientos se opusieron al proyecto, pues en su trazado atravesaba una zona declarada por la UNESCO como Reserva de la Biosfera. Una decisión de la Unión Europea paralizó el proyecto, que se encuentra en fase de estudio de itinerarios alternativos.

En 2008, ajustándose a la nueva normativa de emisión de gases a la atmósfera, se instaló una planta de desulfuración, que reduce en un 97% las emisiones de óxido de azufre procedentes de los gases de combustión y en un 80% las de partículas.

Combustible

La térmica de Velilla está diseñada para quemar carbón, concretamente una mezcla de hulla y antracita en un 30% y 70% respectivamente. La procedencia de este carbón era en un principio de las zonas próximas de Sabero, Guardo y La Pernía, pero a partir de los años 1990 se comenzó la utilización de carbón de importanción, que llega a España a través del Puerto de Santander y El Musel de Gijón.

El carbón llega al parque de almacenamiento en ferrocarril o en camión. El parque dispone de dos pilas, una de antracita y una de hulla, y está diseñado para una capacidad de almacenamiento de 1.000.000 de T.

Como combustible de apoyo y encendido se utilizan fuel-oil y gas-oil.

Compartir
Artículo anteriorFeria de caza y pesca de Velilla
Artículo siguienteV Triatlón de Torquemada
Palencia en la Red
Palencia en la Red es un portal dedicado a los pueblos palentinos, que te informa y entretiene, contándote todo lo que te interesa sobre nuestro medio rural y sus empresas. Palencia en la Red, líder desde 2012, pone en valor la forma de vida de nuestra provincia. Más de 100.000 usuarios forman parte de la red palentina. ¡Súmate a ellos!

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingresa tu comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí