Uno de los lugares de interés que merece la pena visitar en Población de Cerrato es la Iglesia parroquial de san Miguel. La construcción, hecha de ladrillo, consta de una sola nave y posee un ábside mudéjar.

Una vez dentro de la iglesia, se pueden contemplar obras centenarias, como las pinturas sobre tabla del primer cuarto de siglo XVI con diversos temas bíblicos y las esculturas del XVII y XVIII.

Destacan, además, retablos barrocos con imaginería de la misma época, como un retablo del primer tercio del XVII con esculturas de San Martín. En su interior también se puede admirar una impresionante pila bautismal con gallones del siglo XVI.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingresa tu comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí