Aunque a este paseo se le conoce popularmente como ‘La ruta del castillo’, en realidad, no es una fortaleza lo que nos encontraremos al hacer este camino, sino un montículo de piedra.

A pesar de esto, es un placer ascender a la zona más alta de Cubillas de cerrato y, una vez arriba, contemplar el paisaje que la naturaleza ofrece y muchos de los pueblos del Cerrato, además de, por supuesto, Cubillas.

Desde tiempos inmemorables, en Cubillas de Cerrato es tradición subir a esta zona de la localidad durante la celebración de las fiestas.

Es una ruta de dificultad media-baja que tarda en hacerse, aproximadamente, media hora, por lo que es apta para todas las edades.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingresa tu comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí