La Fiesta de San Blas en Carrión de los Condes mantiene una tradición muy singular: ‘rodar la naranja’

Esta celebración se ubica en la iglesia del Real Monasterio de Santa Clara, que este año cumple 400 años, donde en la tarde del 3 de febrero se concentran en el monasterio cientos de fieles para venerar sus reliquias.

De todas las celebraciones del monasterio, la que goza de mayor tradición entre los carrioneses y comarcanos, es la de la fiesta de San Blas y el poder venerar su reliquia el 3 de febrero de cada año, día en el que abandona el relicario del monasterio, para pasar por las gargantas de los fieles.

Así en la iglesia del Monasterio de Santa Clara desde la 16:30 horas de la tarde, permanecerá el sacerdote dando a venerar la reliquia de San Blás, que se pasa por la garganta de los fieles.

Posteriomente a las 17 horas se celebrará la Eucaristía ofrecida por los devotos del santo. Finalizada esta se volverá de nuevo a venerar la reliquia de San Blas.

El sacerdote permanecerá en el templo hasta las 18:45 horas. Pasada esta hora si continúa habiendo fieles que deseen venerar las reliquias del santo y cumplir con la tradición local, tendrán que hacerlo en la misma iglesia, pero a través de la cratícula por donde las mojas de clausura reciben la comunión.

A diferencia de otros años, este año, al coincidir con domingo, queda suprimida la misa conventual de la mañana y sólo habrá celebración eucarística por la tarde.

Este día se mantiene la tradición de “rodar la naranja” tras venerar las reliquias de san Blas. Según quiere una tradición de origen incierto, los niños van a besar las reliquias de san Blas con los bolsillos llenos de naranjas.

Tras el acto religioso, los niños ruedan las naranjas en el atrio del monasterio.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingresa tu comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí