Eurovelo, la red europea de rutas europeas en bicicleta en la que se incluye Palencia, toma forma

 

EuroVelo, toma velocidad de crucero. La Federación Europea de Ciclismo puso en marcha este trabajo para abrir un recorrido de casi 70.000 kilómetros de rutas de larga distancia para cicloturistas, unas vías que tienen el objetivo final de unir a 42 países europeos en el año 2020. En este proyecto europeo están implicados siete países -Noruega, Dinamarca, Bélgica, Francia, Irlanda, Portugal y España- y cinco comunidades autónomas españolas -Navarra, La Rioja, Castilla y León, Extremadura y Andalucía- además del colectivo Red de Cooperación de Ciudades en la Ruta de la Plata.

Del mismo modo que existe una red europea de carreteras y autopistas para el desplazamiento de coches y otros vehículos a motor, habrá una red de rutas seguras y agradables para los desplazamientos en bicicleta.

La ruta Costa Atlántica, que une Francia, España y Portugal, entra por Irun, y, enlaza con el Camino de Santiago pasa por Pamplona, Puente la Reina, Estella, Logroño, Burgos y Frómista. Deja aquí el Camino para seguir el Canal de Castilla hasta Medina de Rioseco. En Benavente alcanza la Vía de la Plata, con la que llega a Zamora, Salamanca, Hervás, Plasencia, Cáceres y Mérida. Luego vienen Zafra y, ya en Andalucía, Cala, Nerva, Río Tinto y Ayamonte, en la frontera con Portugal.
El trazado intenta aprovechar al máximo antiguas líneas ferroviarias, vías pecuarias, canales e itinerarios culturales; y, por lo general, las pistas tienen pocos desniveles y se encuentran en su mayor parte alejadas de vías de circulación automovilística para evitar riesgos.
Por un lado, estimular el uso de la bicicleta como medio de transporte y, por otro, promover el turismo más sostenible y respetuoso con el medio ambiente: el turismo en bicicleta o cicloturismo.