¿Qué fue de la digitalización del Arco de Reinosa de Aguilar?

0
301

Tras anunciarse su digitalizacion en 2015 el Ayuntamiento asegura que no se les ha trasladado el trabajo realizado

 

La Junta de Castilla y León financió hace tres años una actuación de restauración y monitorización de la Puerta del Arco, también conocida como Puerta de Reinosa en la localidad de Aguilar de Campoo.

Para abordar los trabajos, realizados a instancias del Ayuntamiento de la villa, se confió en la experiencia de la Fundación Santa María la Real del Patrimonio Histórico.

Ahora el Consistorio norteño ha confirmado que no se ha trasladado la digitalización de la lápida de piedra caliza de 1381, conmemorativa de la construcción de la torre. Su singularidad radica en que es de las pocas que conservan una inscripción trilingüe en hebreocastellano antiguo y hebreo aljamiado.

El Consistorio, tras interesarse por el proyecto el PSOE de Aguilar de Campoo, ha anunciado que insistirá en que se traslade la digitalización de la placa del Arco de Reinosa, “si es que realmente acabó ejecutándose el proyecto en su integridad tal y como se presentó por parte de la Junta, que fue la promotora y la que financió esta inversión”, se apunta.

 

Intervención en tres fases:

Con el fin de garantizar la conservación de la pieza y paliar los daños que afectaban al conjunto se planteó una actuación divida en tres fases. En primer lugar, se extrajo la lápida conmemorativa, garantizando en todo momento su seguridad, se recogieron muestras para analizar su composición y se trasladó al taller de la Fundación Santa María la Real del Patrimonio Histórico.

El hueco que dejó el sillar se rellenó, inicialmente, con mortero de cal y se procedió a la limpieza superficial de la Puerta de Reinosa, así como a su monitorización, mediante la instalación del sistema MHS. La colocación de 18 sensores inalámbricos servirá para controlar en todo momento las condiciones de temperatura, humedad y luminosidad que afectan al monumento.

En una segunda fase, se procedió a la restauración de la lápida conmemorativa y a su digitalización, para poder obtener un modelo virtual, que permitiera tallar una reproducción idéntica, en el mismo tipo de piedra.

La última fase consistía en la colocación del sillar conmemorativo original en el espacio que se determinara para protegerlo y garantizar su conservación.

 

 

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingresa tu comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí