Hubo procesión con 7 pasos, entre los que destacaron el Nazareno, Jesús Crucificado, San Juanillo, el Sepulcro y la Dolorosa. La procesión seguía el paso del sonido de tambores y, en las diferentes paradas, las voces del coro acompañaba con el miserere, saetas y diversos cantos penitenciales. Salió la procesión de la Iglesia San Martín y se dio una vuelta al pueblo de una hora de duración para acabar subiendo los 97 peldaños y llegar otra vez a la Iglesia para cantar una salve a la Virgen mientras se la bailaba.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingresa tu comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí