En prácticamente todos los pueblos, hay un teleclub.
Pero el caso del de Castrillo de Onielo, es un caso singular.
Ubicado al lado de la casa consistorial, su construcción es toda de piedra y en su interior
también está recubierto por el mismo elemento.

Sus techos conservan las vigas originales de madera, que sin duda le dan un toque rústico
auténtico.
En sus paredes podrás observar colecciones fotográficas que te orientarán en la visita a
Castrillo de Onielo.
Sin duda es uno de los teleclubs más hermosos que hay en el Cerrato, y así está reconocido por
muchos vecinos de esta comarca.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingresa tu comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí