La ermita de Valdesalce ha acogido la XIII Celebración del Día de los Abuelos en la que se ha elogiado el papel tan importante que desempeñan dentro de la familia

El Día del Abuelo es un día conmemorativo dedicado a los mayores de la familia. La celebración de esta jornada tiene cada año una mayor trascendencia. Y es que la figura del abuelo resulta fundamental dentro del núcleo familiar, sobre todo para los más pequeños de la casa para quienes sus abuelos son personas muy especiales a las que adoran y en las que ven un ejemplo a seguir.

Pues bien, bajo esta premisa Torquemada celebró el miércoles, 26 de julio, el Día del Abuelo, y lo hizo por décimo tercer año con una fiesta inolvidable para muchos y con la participación y asistencia de casi 300 personas que quisieron disfrutar de un día especial y emotivo organizado por la Asociación Cultural Valdesalse, en colaboración con el Ayuntamiento y la Cofradía.

El objetivo de la festividad consiste en “agradecer a los abuelos su gran papel y en manifestar el orgullo que todos los nietos sienten hacia ellos”, tal y como se señalaron desde la organización.

La jornada dio comienzo a las 13 horas con la celebración de una eucaristía en la ermita de Valdesalce en honor a San Joaquín y Santa Ana oficiada por el párroco D. Carlos y con un recital de poesías sobre la labor tan importante que desempeñan los abuelos.

A continuación, se repartió un almuerzo entre los allí congregados y, ya por la tarde, hubo reparto de chuches para los niños.

Los asistentes también disfrutaron con la representación ‘Al son de tu corazón’, con la animadora infantil Lupe, que amenizó una velada muy animada y participativa. El día terminó con el reparto de una chocolatada que no defraudó a los asistentes.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingresa tu comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí