La Consejería de Economía y Hacienda ha recibido 3.304 solicitudes de devolución de deducciones familiares autonómicas del Impuesto sobre la Renta de las Personas Físicas (IRPF) en el primer mes de la campaña, iniciada el 1 de julio y que finalizará el próximo 30 de septiembre.

Este es el sexto año en el que la Junta realiza una campaña para que los ciudadanos de Castilla y León, que en años anteriores no se aplicaron estas desgravaciones por no haber generado una renta suficiente, puedan ahora disfrutar estos beneficios fiscales que ascenderán a seis millones de euros, según ha informado la Consejería a través de un comunicado recogido por Europa Press.

La Junta ha devuelto más de 21 millones de euros en deducciones familiares a más de 28.500 beneficiarios entre 2011 y 2015. El Gobierno autonómico estableció en 2011 una excepción dentro de la normativa reguladora del IRPF para permitir a los contribuyentes que no alcanzaban la cuota mínima exigible deducirse determinados gastos familiares de este tributo.

Esta modificación, que se hizo en coherencia con las políticas de apoyo a las familias y de dinamización demográfica previstas en la Agenda para la Población, ha permitido a miles de ciudadanos acceder a estos beneficios generados en los ejercicios fiscales de 2011 a 2015.

Ahora, la Consejería de Economía y Hacienda ha abierto un nuevo plazo para solicitar el abono de las deducciones no percibidas al efectuar la declaración de la Renta correspondiente a 2016, que se extenderá entre el 1 de julio y el 30 de septiembre. En el primer mes de esta campaña extraordinaria, ha recibido 3.304 peticiones de devolución.

Las bonificaciones autonómicas aplicables son seis: por familia numerosa, nacimiento o adopción de hijos, partos múltiples o adopciones simultáneas, gastos de adopción, cuidado de hijos menores y permiso de paternidad.

La horquilla de descuentos incluye el ahorro de 710 euros establecido por el primer descendiente –que se eleva a 1.475 por el segundo y de 2.351 euros por el tercero– o la exención total en el pago de escuelas o guarderías, con un límite de 1.320 euros. En todos los casos, su aplicación está condicionada a que el contribuyente no supere determinados techos de renta.

Para solicitar la asistencia para la confección del modelo de abono de las deducciones autonómicas (modelo S08) en los Servicios Territoriales se debe solicitar cita previa a través del portal tributario o del teléfono 012.

La solicitud de devolución de deducciones familiares no aplicadas se realiza a través del modelo S08, sin que se requiera ninguna documentación adicional.

Una vez verificado el cumplimiento de requisitos a partir de las solicitudes de abono de deducciones autonómicas sobre el IPRF de 2016, la Junta estima que retornarán más de seis millones de euros a los bolsillos de las familias. A esta cantidad hay que sumar los más de 21 millones de euros ya abonados en las campañas de 2011 a 2015.

El próximo año se desarrollará la campaña correspondiente a las mismas deducciones sobre la declaración del IRPF de 2017.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingresa tu comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí