30.000 Kadjar fabricados en Palencia deberán revisarse tras detectarse un fallo que permite a los niños abrir las puertas estando el coche en marcha

La firma automovilística Renault ha llamado a revisión a unos 30.000 Kadjar producidos en su planta de Palencia debido a un fallo en el bloqueo de la apertura para niños, que no funciona correctamente y permite que los menores sentados en los asientos traseros puedan abrir las puertas estando el coche en marcha.

Tal como ha alertado la Organización de Consumidores y Usuarios (OCU), estos modelos fueron ensamblados en España entre junio de 2015 y marzo de 2018, según comunicó el propio fabricante francés a la Comisión Europea.

Este error de fabricación supone un «grave» problema de seguridad, ya que permite que los niños sentados atrás puedan abrir la puerta mientras el coche circula por la carretera, lo que aumenta el riesgo de accidente.

Renault se pondrá en contacto con los afectados para subsanar este fallo. «En cualquier caso, OCU recuerda a los propietarios de este modelo que pueden ponerse en contacto con el servicio de atención al cliente para conocer si su vehículo está entre los afectados», ha indicado la asociación e informa Europa Press.

Imagen. Renault

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingresa tu comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí