El Delegado del Gobierno de Castilla y León, Javier Izquierdo, ha reconocido que el desembolsamiento de los cerca de 4.500 que había esta mañana en la Comunidad depende de las restricciones fronterizas establecidas por Francia y del estado de los accesos a Madrid.

Así lo ha señalado a los medios de comunicación en el Centro de Gestión de Tráfico de Valladolid, donde ha reconocido que los episodios de nevadas vividos en la jornada de ayer van remitiendo, lo que ha permitido mejorar la circulación en las carreteras de la Comunidad.

En estos momentos, solo hay un tramo en nivel rojo –prohibido la circulación de vehículos pesados y obligatorio el uso de cadenas o neumáticos de invierno– en la A-1 en Segovia, mientras que se mantienen varios tramos de la red de carreteras del Estado en nivel amarillo con restricciones a camiones, fundamentalmente del corredor de acceso a la Comunidad de Madrid A-6 Ap-6 ap-61 y Ap-51, pero también en la A-50, la A-6, A-601, A-2, A-11 y A-15.

Izquierdo ha recordado que esta mañana permanecían embolsados cerca de 4.500 camiones, «un número importante que duplica las cifras del viernes por la tarde». «Seguimos utilizando espacios nuevos como el aparcamiento del José Zorrilla y del Real de la Feria en Valladolid que permite evitar colapsos en la vía pública y que muchos vehículos pesados entraran en Madrid en lo peor del temporal», ha añadido.

Si bien, y aunque se está dando salida a muchos de ellos –ha citado un convoy de 30 camiones que salieron ayer de Miranda de Ebro con dirección a Portugal con una máquina quitanieves en cabeza para abrir camino– de momento la situación de este típo de vehículos está condicionado por las restricciones de Francia al tráfico de vehículos pesado y por las condiciones de acceso a Madrid.

«Estamos hablando con el País Vasco para ver si se puede dar salida a algún camión con destino a Europa y también trataremos de apoyar las labores de limpieza con convoys de quitanieves y máquinas de sal para que haya corredores de acceso a la capital y garantizar el suministro de productos básicos», ha apuntado.

También están dando salida a camiones que llevan parados desde el viernes con productos perecederos que tienen que «servir a mercados» de la Comunidad, si bien ha asegurado que el suministro está garantizado.

En este sentido, ha querido agradecer el «esfuerzo» de los más de 3.000 efectivos que trabajan estos días para garantizar el tráfico en las carreteras «en la medida de lo posible», muchos de ellos, «a pie de carretera».

SIN MUERTOS

Por otra parte, Izquierdo ha reseñado que desde el pasado 7 de enero se han producido siete accidentes sin fallecidos, con tres hospitalizados y nueve heridos leves.

Además, ha avanzado que más de 200 personas fueron atendidas por la Guardia Civil y operarios de maquinas quitanieves, porque se habían quedado atrapados por las nevadas, entre ellos varios vehículos en la carretera que une las localidades vallisoletanas de Zaratán y Wamba.

Por último, ha señalado que es previsible que el tráfico de Alta Velocidad se pueda recuperar a lo largo del día y que la incidencia en los aeropuertos de la Comunidad ha sido menor, ya que León no se ha visto afectado por la borrasca y Salamanca y Burgos no tenían ningún vuelo programado. En cuanto a Villanubla (Valladolid) están trabajando en labores de limpieza, lo que ha hecho posible que el vuelo en el que viajaba la expedición del Valencia haya aterrizado sin problema.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingresa tu comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí