Alrededor de 5.500 agentes de la Guardia Civil del sector de Tráfico se desplegarán desde este viernes, y a lo largo de todo el Puente de la Constitución y la Inmaculada, en las carreteras de la Comunidad, a través de un total de 759 controles, con el objetivo de garantizar la seguridad y el respeto a los cierres perimetrales.

Los 759 dispositivos totales se repartirán a lo largo de cinco días, desde las 0:00 horas de la pasada madrugada hasta las 24 horas del martes, día 8 de diciembre, por lo que un total de 148 se encuentran ya vigilando durante la jornada de hoy, otros 148 este sábado, 149 el domingo, 169 el lunes 7, y 145 el martes 8 de diciembre.

Este dispositivo especial tiene como objetivo garantizar los cierres perimetrales determinados por la Junta entre las diferentes áreas establecidas y asegurar que no se producen desplazamientos tanto fuera de la región como entre las distintas áreas dentro de ella, más allá de los de quienes puedan justificar algunos de los motivos exceptuados por estas normas.

Aunque los controles se realizarán tanto en carreteras de alta capacidad como secundarias, las principales vías sobre las que se reforzará la vigilancia, en previsión de una mayor afluencia de tráfico, son AP-66, N-VI, N-621, CL-626, en la provincia de León; A-67, N-611 y CL-627, en*Palencia; A-66, N-630 y CL-525, en Salamanca; A-1, AP-6, N-VI y CL-601, en Segovia; A-15, N-110, N-111, N-122 y N- 234, en Soria; A-52, N-122 y N-525, en Zamora; N-120, N-232 y AP-1, en Burgos y N-501, N-502, CL-501 y CL-505, en Ávila.

Desde la Delegación del Gobierno en Castilla y León se recuerda que la recomendación es quedarse en casa y que están prohibidos los desplazamientos injustificados entre las distintas áreas provinciales definidas por la autoridad sanitaria, al encontrarse en diferentes situaciones de restricción.

Imagen. E.P.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingresa tu comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí