520.000 euros para aumentar la oferta de alquiler social en la provincia de Palencia con el ‘Rehabitare’

El consejero de Fomento y Medio Ambiente, Juan Carlos Suárez-Quiñones, y la presidenta de la Diputación de Palencia, Ángeles Armisén, han firmado esta mañana el primero de los convenios Rehabitare previstos en el protocolo firmado en julio entre el presidente de la Junta y los presidentes de las nueve diputaciones provinciales para incorporar viviendas propiedad de los ayuntamientos a la oferta de alquiler social en el medio rural.

Cada una de las instituciones aportará 260.000 euros para la rehabilitación de los inmuebles y habrá una Comisión de Seguimiento encargada de seleccionar las actuaciones a incluir en este convenio. El programa piloto Rehabitare nació en Palencia en 2009 y en 2016 se extendió a todas las provincias mediante convenios con los ayuntamientos, uniéndose posteriormente también los obispados. En estos cinco años se han recuperado 246 viviendas, con una inversión de casi 11 millones de euros. Los convenios con las diputaciones que arrancan hoy con esta firma prevén 82 actuaciones y un presupuesto de 4,2 millones de euros hasta 2023.

«El convenio firmado hoy entre la Consejería de Fomento y Medio Ambiente y la Diputación de Palencia es el primero de los nueve previstos, uno con cada diputación provincial, en el Protocolo de Colaboración que el pasado 29 de julio firmó el presidente de la Junta, Alfonso Fernández Mañueco, con los presidentes de las diputaciones para adherirse al programa Rehabitare y ampliar la oferta pública de alquiler social en el medio rural», señala la Diputación en una nota de prensa.

El convenio establece una financiación que alcanza loso 520.000 euros, aportada al 50 % por cada una de las administraciones hasta el año 2023. La Diputación prestará el apoyo y la coordinación necesaria para llevar a cabo las actuaciones y la Consejería de Fomento y Medio Ambiente será la responsable de contratar las obras de rehabilitación de los inmuebles o viviendas seleccionadas, que serán 10.

Habrá una Comisión de Seguimiento cuya función principal será seleccionar las actuaciones a incluir en el programa Rehabitare Junta-Diputación, que deberán ser de titularidad municipal en pleno dominio y libre de cargas. Los municipios deberán tener una población inferior a los 5.000 habitantes y deberán justificar la existencia de demanda de viviendas en alquiler a través del registro público de demandantes de viviendas de protección pública de Castilla y León.

El coste total de la rehabilitación no podrá exceder de 43.000 euros más IVA y en el caso de que se superase, será el ayuntamiento quien se haga cargo del exceso.

El convenio firmado hoy para la provincia de Palencia expresa que tendrán preferencia las actuaciones de menor coste y las de mayor valor arquitectónico del inmueble.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingresa tu comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí