Tras la publicación de estas nuevas bases, en los próximos días se publicará en el Bocyl la modificación de la orden de convocatoria de estas ayudas a las industrias agroalimentarias. Esta medida contaba en un principio con 35 millones de euros y ahora se ampliará hasta los 65 millones con objeto de priorizar aquellos proyectos de inversión que apoyen a trabajadores afectados por la situación derivada del COVID-19.

La Consejería de Agricultura, Ganadería y Desarrollo Rural apoya así las inversiones en la industria agroalimentaria de Castilla y León destinadas al mantenimiento y la protección del empleo.

La subvención podrá alcanzar 640.000 euros para aquellos proyectos de inversión valorados entre 1.000.000 y 2.000.000 de euros.

Para proyectos de más de 2.000.000 de euros la ayuda máxima será de 1.100.000 euros, pudiendo alcanzar un máximo de 3.000.000 de euros en los casos de reincorporación de trabajadores afectados por ERTE por fuerza mayor, causados por la situación derivada del Covid-19.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingresa tu comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí