La Consejería de Educación repartirá tarjetas SIM a 4.300 alumnos de la Comunidad que tienen dificultades de conectividad, de poder acceder a internet, para que puedan seguir recibiendo las clases no presenciales de este tercer trimestre

Así lo ha explicado la consejera de Educación, Rocío Lucas, durante su comparecencia en la rueda de prensa que ofrece a diario la titular de Sanidad, Verónica Casado, para dar cuenta de la evolución del Coronavirus en la Comunidad.

De los 4.300 alumnos con problemas de conectividad detectados por Educación, 259 corresponden a la provincia de Ávila, 243 a Burgos, 343 a León, 790 a Palencia, 786 a estudiantes de Salamanca, 534 a Segovia, 218 a Soria, 647 a Valladolid y 480 a la provincia de Zamora.

Al respecto, la consejera ha indicado que lo que se ha detectado desde Educación es que los alumnos «más que problemas de disponer de tablets o dispositivos» tienen problemas de acceso a internet, ya que en muchos casos los dispositivos han sido prestados por los propios centros escolares, por lo que desde la Junta se ha iniciado el reparto de tarjetas SIM.

Según los datos aportados por Lucas, ya se han repartido 690 tarjetas SIM de Movistar entre alumnos de Bachillerato y FP Medio y Superior, a lo que hay que sumar otras 1.000 tarjetas facilitadas por Vodafone, además de que la Consejería de Educación adquirirá otras 2.600 tarjetas para llegar a todos los que lo necesitan ya que, tal y como ha apuntado la consejera, «la equidad es el pilar del sistema educativo» y la «brecha digital» es una cuestión que le «preocupa».

EDUCACIÓN NO PRESENCIAL CON NORMALIDAD.

Rocío Lucas ha explicado que el tercer trimestre de este curso «la educación no presencial se ha reanudado con normalidad» gracias al esfuerzo de docentes, alumnos y familias, al tiempo que ha dejado claro que el curso no se da por perdido teniendo en cuenta que antes de estado de Alarma se habían realizado dos evaluaciones presenciales, es decir, el 65 por ciento del contenido académico.

Por ello, ha indicado que en la reunión de esta mañana de la Conferencia de Educación, máximo órgano de coordinación entre comunidades y Ministerio de Educación, se ha planteado cómo avanzar en en este tercer trimestre del curso «sin que ningún alumno se quede atrás» y que pasa por la necesidad de adaptarse a la nueva situación y dirigir el esfuerzo «a consolidar los contenidos» impartidos de forma presencial y en la adquisición de competencias básicas en cada etapa y materia, informa EP.

Además, Lucas ha indicado que a la hora de evaluar, se priorizará «su carácter continúo, diagnóstico y positivo» a partir de las dos evaluaciones presenciales y las actividades desarrolladas durante el tercer y último trimestre del curso 2019-2020, pero «siempre favoreciendo al alumno».

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingresa tu comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí