Agricultura convoca las ayudas a la reposición de ganado a las que destina 200.000 euros

Castilla y León – Ganadería

La Consejería de Agricultura, Ganadería y Desarrollo Rural publica en el Boletín Oficial de Castilla y León (Bocyl) de este miércoles, 9 de junio, la orden por la que se convocan las ayudas para 2021 para la compra de ganado bovino, ovino y caprino para la reposición de reses como consecuencia de su sacrificio en aplicación de los programas sanitarios de enfermedades en los rumiantes.

Según explica la Consejería en un comunicado de prensa recogido por Europa Press, la dotación presupuestaria de la ayuda es de 200.000 euros, un importe que se ha calculado una vez conocidos los animales sacrificados en 2020 para poder atender a todos los ganaderos afectados.

La orden autonómica recoge la reposición de los animales sacrificados en vaciados sanitarios en enfermedades objeto de campaña de saneamiento (brucelosis bovina/ovina/caprina, tuberculosis bovina, encefalopatías espongiformes transmisibles y lengua azul) e incluye también otras enfermedades entre las que destaca la tuberculosis caprina y enfermedades sometidas a programas voluntarios de control como el maedi-visna y la agalaxia contagiosa.

De forma adicional y dado que los machos ovinos resistentes a la enfermedad de scrapie no son muy abundantes, lo que repercute en el precio de compra, se ha optado por incluirlos en la ayuda. «Esto permite que las explotaciones de ovino y caprino que pudieran estar afectadas por esta enfermedad tengan la posibilidad de acceder a la ayuda para la adquisición de machos genéticamente resistentes a esta enfermedad que colaboren a la mejora sanitaria del rebaño», han explicado desde la Consejería de Agricultura.

«Esta ayuda supone un apoyo económico para reponer animales de las ganaderías afectadas y busca dar un impulso al sostenimiento de esta actividad en la Comunidad y ayudar al mantenimiento de aquellas explotaciones que han tenido problemas sanitarios», han añadido desde el departamento del Gobierno autonómico.

Según destacan las mismas fuentes, en Castilla y León los «avances favorables» en la lucha frente a estas enfermedades han sido posibles por el esfuerzo y la colaboración del sector ganadero y la Administración regional por lo que el estatus sanitario alcanzado por las explotaciones ganaderas de la Comunidad les permite acceder con ventaja a los mercados de animales vivos y sus productos.

En 2020, este esfuerzo se ha consolidado, así, en el caso de la brucelosis bovina, la UE ha declarado toda la Comunidad Autónoma como oficialmente libre.

Respecto a la tuberculosis bovina, «el avance es paulatino y constante», aseguran las mismas fuentes que sitúan la prevalencia (número de explotaciones positivas sobre el total de explotaciones saneadas) en el 1,41 por ciento en 2020 con siete provincias (Burgos, León, Palencia, Segovia, Soria, Valladolid y Zamora) están en baja prevalencia con lo cual tienen una gran flexibilidad de movimientos.

En el caso de Valladolid, Burgos y León se han iniciado los plazos para declararse oficialmente libres de tuberculosis por la Unión Europea.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingresa tu comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí