La 65 Semana Internacional de Cine de Valladolid (Seminci) ha echado a andar «obsesionada» con la seguridad y con entradas prácticamente agotadas después de la reducción de aforos aplicada para combatir la expansión del coronavirus

El tradicional acto de acreditación de autoridades ha marcado un año más el pistoletazo de salida del festival, cuyo director, Javier Angulo, ha pedido «comprensión» ante la situación en que se celebrará, al tiempo que ha reivindicado el cine como «seguro».

«A día de hoy no hay ningún acto más seguro que una sesión de cine», ha subrayado Angulo, que ha recordado que en ninguno de los festivales celebrados hasta la fecha como Málaga o San Sebastián se han registrado contagios, ni tampoco en salas de cine.

Además, ha recordado que quien acuda a algunas de las proyecciones de esta Seminci guardarán distancia de seguridad, recibirán gel hidroalcohólico y tendrán una butaca asignada con nombre y DNI lo bastante separada del resto de espectadores.

Asimismo, el director del festival ha destacado la «respuesta» del público vallisoletano, que «prácticamente» ha agotado las localidades de las sesiones, las cuales se han multiplicado para compensar las limitaciones de aforo, con una ocupación del 30 por ciento «en el mejor de los casos».

«La función va a empezar, sólo falta que nos digan hasta qué hora», ha sentenciado Javier Angulo en alusión al anuncio por parte de la Junta de Castilla y León de implantación de un toque de queda para combatir la pandemia, cuyos detalles están aún pendientes de conocerse.

INCERTIDUMBRE CON LAS GALAS

Sobre este punto, el alcalde de Valladolid, Óscar Puente, ha confirmado que están a la espera de conocer la hora a la que comenzará este toque de queda para adaptar los diferentes actos incluidos en el programa de Seminci, empezando por la gala inaugural del festival, prevista para la tarde de este sábado a partir de las 19.00 horas.

Una gala precedida de una alfombra verde que este año no contará con público y para la que han confirmado su asistencia «el 70 por ciento de los invitados», con las mayores ausencias correspondientes a invitados procedentes de países como Estados Unidos, Argentina y México.

En un acto previo, Puente ha ironizado con que los asistentes a la gala tendrán que «salir corriendo para casa» y ha insistido en que «no está en la Seminci el problema sanitario de Valladolid».

Tras cumplir el «ritual» protocolario de acreditarse en la oficina de atención al público y prensa del festival en el Teatro Calderón, Puente ha alabado la «innovación» que cada año demuestra la Semana y la «magnífica adaptación» a la situación de pandemia.

En este sentido, ha asegurado que Seminci «cuida al máximo cada detalle» y ha confirmado que a la espera de novedades se mantiene la «hoja de ruta» para su celebración en el contexto actual.

Por su parte, Javier Angulo ha enfatizado cómo todo el equipo del festival trabaja «a pleno rendimiento» y ya tiene «callo» para adaptarse a los cambios normativos en materia sanitaria, ya que llevan haciéndolo así desde hace «meses».

Por último, el director de la Semana Internacional de Cine ha ensalzado nuevos recursos como Canal Seminci, que permitirá seguir de forma online actos, foros o ruedas de prensa a partir del domingo y que irá sumando más contenidos porque es una herramienta que, al margen de la pandemia, «tiene futuro».

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingresa tu comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí