Podremos aumentar el nivel ofensivo pero siempre desde un mínimo e innegociable trabajo defensivo

¿Cuáles fueron las razones que hicieron que te decantaras por el proyecto del Palencia?

Cuando un entrenador profesional recibe la llamada de Palencia, que es un Club con una seriedad máxima y reconocido en el baloncesto español con una de las mejores aficiones -creo que de las mejores de ACB y Leb- y te dicen que quieren una reunión contigo para exponerte el proyecto, y aún con austeridad debido a la pandemia que nos afecta, he de decir que no hubo negociación, la respuesta fue un sí directamente porque creo que era un sitio donde yo quería estar y ellos quería que yo estuviese. Fue muy fácil, estoy muy contento de haber tomado esta decisión.

¿Cómo se afronta una temporada tan llena de incertidumbres?

Lo vivimos desde la precaución. No debemos magnificar nada ni negativizar lo malo que suceda. El equipo funciona como un bloque, siguiendo la normativas sanitarias que nos indican desde el club. Yo les he dicho a los chicos que tenemos que estar preparados para todo, que no pasa nada si tenemos que parar y que tampoco pasa nada por ir más lentamente que otros años ya que además la temporada se ha ralentizado debido a que no podemos hacer jugar a chicos que hace seis o siete meses que no han tocado una pelota. Está siendo diferente pero nos estamos amoldando, es lo que tenemos que hacer.

Para los aficionados palentinos fue una gran noticia tu fichaje como entrenador ¿supone esto una presión añadida por no defraudar?

Para mí es un refuerzo positivo máximo y una motivación para hacer las cosas bien. Cuando hago una entrevista siempre digo que soy un privilegiado por ser entrenador y en un sitio donde se ve que hay cariño hacia mi fichaje no siento ninguna presión. La presión la tienen mis compañeros y gente como el presidente del club, que está al pie del cañón con el Covid, los sanitarios, la gente asturiana que estaba bajo tierra en la mina…

Creo que es un privilegio como entrenador sentir el cariño de la gente cuando llegas a un sitio nuevo, la verdad que sentí una felicidad total.

El equipo de este año es totalmente nuevo, a excepción de Dani. ¿Cómo se confecciona una plantilla desde cero?

Confeccionar un equipo es fácil, pero hacerlo con unas garantías es más complicado. Sobre todo buscamos a jugadores que vengan con mucho hambre y que quieran reivindicarse. Jugadores extranjeros que no hayan jugado mucho anteriormente como el caso de Sean Smith, jugadores como Bakary que quieren dar su nombre a conocer, jugadores como Borovnjak o Purifoy que vienen de otro país y quieren que en España les conozcan. Es una mezcla de hambre, motivación y de buscarles un lugar más visible al público, y creo que aquí lo tienen. Y contar con jugadores como Dani Rodríguez, que es un referente en la Liga, es un punto de partida muy importante.

A tenor de lo visto en los primeros partidos parece que las piezas están ensamblando bien…

Estamos entendiendo que hay que construir una filosofía desde la defensa. Estamos trabajando muchísimo en ello, será el punto de partida. Aún queda por desarrollar mucho talento de jugadores como Richotti o Masarelli. Creo que podremos aumentar el nivel ofensivo pero siempre desde un mínimo e innegociable trabajo defensivo.

¿Qué tipo de baloncesto vamos a poder ver en Palencia con Arturo Álvarez al mando?

Todos los entrenadores dirían buena defensa, correr, hacer mates, meter triples… me gustaría, claro que sí, pero desde un rigor táctico. Sobre todo queremos que la gente que nos siga vea nuestra entrega, que nos tiramos al parqué, que lo dejamos todo. Ojalá la afición se pueda identificar con nuestro equipo.

En esta temporada tan rara en la que habrá dos grupos ¿qué conjuntos se perfilan, a priori, como más complicados para nosotros?

Si hablamos de nuestro grupo, fijándonos en los números de inversión total, creo que Coruña y Breogán han hecho unos auténticos transatlánticos. También pienso que Ourense, de la mano de uno de los mejores entrenadores de la liga, Gonzalo, va a acabar estando arriba. Melilla es un rival durísimo y Valladolid es el campeón. Nuestro grupo es de máxima dificultad.

En el otro grupo me asombra el proyecto comandado por Carles Marco en Girona; Castellón presenta muy buenos fichajes; Lleida tiene un buen bloque de la mano de Aranzana y Murcia, recién ascendido, está sorprendiendo porque ya está ensamblado.

Creo que es una liga donde cualquier tropiezo se puede pagar muy caro. Desde luego que no es la que los entrenadores deseábamos porque nos gustaba enfrentarnos a todos los equipos pero va a ser muy vistosa porque aparte de televisarse cada partido va a ser de máxima igualdad.

¿Cómo es entrenar con las restricciones Covid?

Físicamente afecta. Los chicos tienen que cambiar la rutina, no pueden hacer las cosas que hacían en el vestuario, como ducharse ya que ahora lo tienen que hacer en casa, las charlas son fuera de lugares cerrados, constantemente gel, desinfecciones… Una liga diferente. Nos haremos a ello y lucharemos contra la pandemia que tantas víctimas está dejando. Desde aquí quiero mandar un abrazo a todos los que la han padecido o la están sufriendo. Por favor, tengamos un poco de sentido común, vamos a luchar todos en una misma dirección.

El Club palentino ha renunciado por seguridad a la asistencia de público al pabellón. ¿Cómo puede influir esto en el equipo?

Esto define la coherencia y seriedad con la que trabaja el grupo que dirige Gonzalo. Ha preferido no tener el apoyo de la afición a poder contribuir a una transmisión de algo maligno. Esto a nosotros nos afecta muchísimo, yo he jugado como visitante y el ambiente en Palencia es increíble, de lo mejor. Pero creo que estamos sintiendo ya el apoyo de la afición. Estamos alucinados, nos sorprende que la gente desde casa esté apoyándonos, sufriendo y nerviosa viendo hasta los partidos amistosos. Creo que podemos ganar a la pandemia y ojalá podamos ver este Pabellón Municipal hasta la bandera jugándonos algo importante y sintiendo el aliento en la nuca de todos los que nos apoyan.

Después de ya un mes viviendo en Palencia ¿qué tal te encuentras en esta ciudad?

Soy una persona muy austera, me gusta estar mucho en la oficina trabajando e irme a casa, pero disfruto paseando, tomándome algo, probando las tapas típicas de la ciudad…

El Románico Palentino es fantástico, también cómo se conserva el núcleo urbano con edificaciones de hace años que hacen que la ciudad sea magnífica, el ambiente, la Calle Mayor, poder subir al Cristo y visualizar la ciudad… Aún me fala por conocer la Montaña Palentina, el staff me ha prometido que me llevará.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingresa tu comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí