Siempre ha destacado por su gran terraza, y ahora, lo hace más que nunca ya que sus 16 mesas permiten a los clientes tomar su consumición cumpliendo todas las medidas de seguridad

Si cada verano este bar triunfaba por su amplia terraza, en esta ocasión lo hace aún más por la complicada situación que estamos atravesando. Por el momento solo está permitido tomar o comer algo en las terrazas, pues qué mejor que hacerlo en la de Bar Barry, ubicada en el Paseo del Otero, 4. Una terraza que actualmente se prepara a diario con unas 16 mesas por lo que su amplitud permite que los clientes que se acerquen hasta aquí no se vean en la situación de tener que guardar lista de espera.

Su gerente, Julio César Jovellanos, destaca que desde que Palencia ha dado inicio a la Fase 1, su terraza está “funcionando muy bien, la gente tenía muchas ganas de poder tomar algo al aire libre y encima el buen tiempo que está haciendo hace que la gente se anime mucho más”.

Por su puesto que la seguridad está más que garantizada, pues entre las mesas se guarda la distancia exigida además de desinfectar sillas y mesas una vez el cliente haya tomado su consumición.

ESENCIA DEL BARRY. Comida casera y tradicional, acompañada de un trato cercano y un esmerado servicio es lo que a diario se encuentran los clientes que entran por la puerta de Bar Barry.

Este bar es un referente en el barrio y es que este hostelero, junto a su madre, han sabido ganarse a la clientela de la zona, la cual valora y aprecia el buen servicio que aquí se ofrece.

Clientela que además ha hecho de este establecimiento su punto de encuentro, pues ya son muchos años acudiendo a paladear uno de los deliciosos cafés que prepara Julio o a degustar ricas comidas como sus famosos platos combinados, bocadillos, hamburguesas, sándwiches, revueltos y raciones, algunas de las cuales constituyen uno de los mejores reclamos del local, como las de calamares, las de sepia o las croquetas caseras.

COMIDAS POR ENCARGO. Pero además en este negocio se preparan comidas por encargo y para llevar, todo ello pensado para facilitar el día a día de los clientes.

“Nos piden fabadas, cocidos, arroces… Cocinamos de todo, aquello que nos pidan nosotros lo hacemos. Con comunicárnoslo con un día de antelación es suficiente”, y así, de esta sencilla forma, se puede disfrutar de una sabrosa paella, estupendos guisos o carnes y pescados variados, bien en esta acogedora taberna, en su terraza de verano, bien en el lugar que cada uno elija.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingresa tu comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí