La vicepresidenta de Asuntos Económicos y Transformación Digital, Nadia Calviño, ha asegurado este miércoles en el Congreso que «las pymes están en el corazón del Plan de Recuperación», que prevé inversiones por valor de 2.000 millones de euros con cargo a los fondos europeos específicamente partidos a impulsar a estas empresas.

Calviño ha adelantado estas cifras en respuesta al portavoz económico de Esquerra Republicana (ERC), Joan Capdevila, que en la sesión de control al Gobierno en la Cámara Baja ha criticado que la gestión prevista de los fondos europeos busca «fortalecer la posición del Ibex frente a las pymes» y «reforzar el poder de los grandes y que sigan pagando el pato los pequeños».

Según ha asegurado la vicepresidenta económica, además de esta inversión específica, las pymes tendrán una «participación muy protegida y especial» en aquellos proyectos en los que coexistan con las grandes empresas. «Van a estar en el corazón de la recuperación económica como lo han estado en el de todas las medidas que hemos adoptado para responder a la pandemia», ha replicado.

MEDIDAS CONTRA LA MOROSIDAD EN LA LEY DE CRECIMIENTO

En este sentido, ha sostenido que este tipo de empresas «han sido las principales beneficiarias» de la respuesta económica a la crisis, y ha enumerado el sistema de protección al empleo de los ERTE, las prestaciones extraordinarias para autónomos, los avales del ICO y las transferencias a las comunidades autónomas para canalizar ayudas a los comercios afectados por las restricciones.

Finalmente, en el ámbito de las reformas, ha dicho que espera sacar «pronto» a consulta pública la nueva Ley de Crecimiento Empresarial que, ha avanzado, incluirá medidas contra la morosidad que padecen las empresas, y ha pedido al diputado de ERC avanzar «sobre la base de la concordia» y «no confrontando» grandes empresas con pequeñas ni tampoco entre territorios.

«LAS PYMES SON LA CABALLERÍA LIGERA, NO LA CARNE DE CAÑÓN»

Capdevila, sin embargo, ha acusado al Gobierno de dar «la espalda a pymes y autónomos», ha recordado que, hasta la fecha, y al contrario de otros gobiernos europeos, no ha aprobado un plan con compensaciones directas a negocios afectados por la pandemia y ha puesto el ejemplo de la gestión de Aena, que «lleva un año maltratando a quienes tienen alquilado espacios comerciales como un fondo buitre»: «Aeropuertos sin vuelos y alquileres como siempre», ha lamentado.

Por otro lado, ha asegurado que el propio decreto de gestión y gobernanza de los fondos europeos «da señal clara» de las «verdaderas intenciones»: «Centralizador, jacobino y obvia por completo el principio de subsidiariedad. Ese no es el camino», ha relatado, antes de reclamar que las pymes tengan «un papel relevante».

Por ello, ha defendido que ERC defenderá una oficina específica para el acceso de estas pequeñas y medianas empresas a los fondos europeos «huyendo del modelo oligopolístico Ibex 35», pues considera que las pymes «son la caballería del sistema, no la carne de cañón».

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingresa tu comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí