La Guardia Civil investiga a una persona que fue sorprendida cuando circulaba por la A-6, a la altura del municipio leonés de La Bañeza, a una velocidad de 218 kilómetros a la hora, según han informado fuentes de la Subdelegación del Gobierno.

Los hechos se produjeron el pasado 5 de diciembre, cuando una patrulla de la Guardia Civil perteneciente al Grupo Operativo del Subsector de Tráfico de León detectó un vehículo a una velocidad de 218 kilómetros.

El vehículo fue captado mientras adelantaba al vehículo radar con motivo de un control específico de velocidad en modo dinámico, circulando por la autovía A-6 (Coruña – Madrid), por lo que el coche fue paarado e identificado el conductor, para su puesta a disposición judicial en calidad de investigado por un supuesto delito contra la seguridad vial.

Las diligencias, instruidas por el Equipo de Atestados e Informes perteneciente al Subsector de Tráfico de la Guardia Civil de León, fueron puestas a disposición del Juzgado de Instrucción de La Bañeza.

La velocidad excesiva o inadecuada sigue siendo una de las principales causas de los siniestros de viales, ya que se estima que puede alcanzar hasta un 29 por ciento de los siniestros.

Esta persona podría ser condenada a penas de prisión de tres a seis meses, o multa de seis a doce meses y trabajos en beneficio de la comunidad de 31 a 90 días, y, en cualquier caso, a la privación del derecho a conducir vehículos a motor y ciclomotores por tiempo superior de uno a cuatro años.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingresa tu comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí