La Junta de Castilla y León ha aprobado que partir de hoy el cierre del ocio nocturno sea a las 2 de la madrugada, eliminar el consumo en barra en estos locales, que tendrán un aforo de un tercio y no podrán utilizar sus pistas de baile, además de limitar a diez la ocupación en mesa y, por otro lado, cierra las peñas, dada la alta incidencia del COVID-19 entre los jóvenes.

Así lo ha anunciado tras el Consejo de Gobierno el vicepresidente y portavoz de la Junta de Castilla y León, Francisco Igea, quien ha concretado que las medidas estarán vigentes 14 días, se ha dado instrucciones a los delegados de la Junta y se ha remitido una carta a la Federación Regional de Municipios y Provincias para solicitar la máxima colaboración en cumplimiento de las normas a los alcaldes.

Igea ha señalado un aumento de las hospitalizaciones, más de la mitad entre menores de 50, lo que ha llevado a dictar estas «medidas especiales» dirigidas específicamente a los sectores de población donde entienden que se concentra la infección el aumento «espectacular» de la incidencia entre 15 y 29 años, donde la incidencia está «completamente disparada».

El portavoz de la Junta ha criticado que el Gobierno decida «salirse de la ecuación» y renunciar a ejercer sus responsabilidades pero la Junta decide ejercer su responsabilidad.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingresa tu comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí