El precio de adquirir una vivienda en propiedad en España ha registrado durante la última década una trayectoria opuesta a la de la mayoría de países europeos, ya que desde 2010 el mercado inmobiliario español se ha abaratado un 4,5%, frente al incremento medio del 26,8% en la Unión Europea (UE), según los datos hasta el tercer trimestre de 2020 de la oficina comunitaria de estadística, Eurostat, recogidos por Europa Press.

De este modo, España es uno de los cuatro únicos países de los Veintisiete en los que el precio de la vivienda se ha reducido durante la última década, junto a Grecia, con una caída del 31%; Italia, con un ajuste del 15,5%; y Chipre, donde el ajuste en los precios acumulado desde 2010 ha sido del 7,7%.

En el extremo opuesto, las mayores subidas en el precio de la vivienda entre los países de la UE correspondieron a Estonia, con un alza del 105,1% desde 2010, por delante del incremento del 92,2% en Hungría y del 90,5% en Luxemburgo, mientras que en Austria, las casas se han encarecido un 81,3% en diez años.

Entre los veintisiete miembros de la UE, los precios de la vivienda han aumentado desde 2010 en 23 países y se han reducido solamente en cuatro.

En el caso del mercado de alquiler, la tendencia alcista ha sido incluso más acusada, con subidas de las rentas entre 2010 y el tercer trimestre de 2020 en 25 países de la UE y bajadas únicamente en Grecia (-25,2%) y Chipre (-4,5%).

De este modo, durante la última década los alquileres se han encarecido en la UE una media del 14,6%, mientras que en la zona euro el incremento acumulado ha sido del 13,8%.

Las mayores subidas, al igual que en el caso de la compra, se han registrado en Estonia, donde las rentas han aumentado un 136,6% desde 2010, por delante del incremento del 106,9% registrado en Lituania y del 62,2% en Irlanda.

 

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingresa tu comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí