Siete millones de viviendas independientes de la Unión Europea usan calderas o estufas de pellets, con un crecimiento anual del 10 por ciento, según los datos facilitados la Asociación Española de Biomasa (Avebiom), quien asegura que la biomasa es la principal fuente de energía renovable para calefacción en la Unión Europea, con cerca del 85 por ciento de contribución.

Las estufas de pellets suponen el 80 por ciento del parque de equipos de biomasa para calefacción doméstica de potencia inferior a 50 kW, mientras que el 20 por ciento restante son calderas que suministran calor a través de un sistema de radiadores o por suelo radiante.

Alemania se sitúa a la cabeza de la UE con más de 287.000 calderas de biomasa en funcionamiento, seguida por Italia, Bulgaria y Austria con más 140.000 calderas cada uno. En España, las estadísticas de Bioenergy Europe asignan un parque de más de 20.000 calderas de pellets para uso doméstico en 2019, año en que se vendieron 2.500 unidades.

Según se estima a partir del último informe estadístico de Bioenergy Europe, en 2019 los 28 países de la UE contaba con 7 millones de instalaciones domésticas de calefacción con biomasa sólida, de las que 5,6 millones eran estufas de pellets y 1,4 millones calderas de pellets.

Los usuarios de calefacción con biomasa de Francia, Italia y España se inclinan mayoritariamente por las estufas de pellet, con un 93 por ciento de instalaciones de este tipo en viviendas unifamiliares, frente al 7 por ciento de calderas de pellet.

Sin embargo, en países como Alemania o Austria, la tendencia es opuesta y la instalación de calderas de pellets se impone a la de estufas.

El crecimiento de la instalación de nuevas calderas de pellets de potencia inferior a 50 Kw para uso doméstico creció alrededor del 10 por ciento en comparación con el año anterior, y se vendieron 132.000 unidades.

ESTUFAS

Respecto a la instalación de estufas de pellets, las últimas estadísticas disponibles indican que en 2019 en la UE funcionaban 5,6 millones de equipos, año en el que las ventas superaron las 621.000 unidades, con una destacable evolución positiva en los países del ámbito mediterráneo.

En primera posición, Italia con algo más de dos millones de estufas funcionando y liderando el ranking de ventas con 170.000 unidades; seguido de Francia, que contaba al final de 2019 con más de un millón de estufas de pellets funcionando y unas ventas superiores a 157.000 estufas.

Según el informe de Bioenergy Europe, en España se han instalado 320.000 estufas de pellets y en 2019 se vendieron 55.143 unidades, una por cada 851 españoles.

Según el director de Expobiomasa, Jorge Herrero, estas cifras concuerdan con los datos recogidos por el observatorio que gestiona AVEBIOM y con lo que «transmiten los fabricantes y distribuidores de calderas y estufas», muchos de los cuales participarán en la feria de septiembre «para seguir aumentando su cuota de presencia en el mercado ibérico».

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingresa tu comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí