A caballo entre las pedanías de Villanueva de Arriba y Villaoliva, las investigaciones llevadas a cabo en este yacimiento pretenden dar luz a la ocupación humana de los neandertales en este sistema de cavidades

La Cueva de Guantes, entre las localidades de Villanueva de Arriba y Villaoliva de la Peña (Santibáñez de la Peña) es un sistema de cavidades que pudo actuar como refugio para los grupos neandertales.

Las investigaciones en estas cuevas se ha venido desarrollando desde hace una década, por parte de un equipo de científicos del CENIEH, del IPHES, de la UCM y del MAR y están dirigidas por los doctores Ana Mateos y Jesús Rodríguez, del CENIEH.

Estas investigaciones en la Comarca de La Peña han dado como resultado la constatación de la presencia humana neandertal por estos paisajes premontanos, al sur de la Cordillera cantábrica, hasta hace poco desconocida en el contexto paleolítico del Norte de la Meseta.

Se han descubierto herramientas líticas realizadas por humanos y datadas en unos 45.000 años así como miles de restos de oso de las cavernas en la Cueva de Guantes, lo cual es de especial relevancia para el estudio de la biología de una especie de oso extinta.

“Estos hallazgos no hacen sino corroborar la importancia del sistema kárstico de Cueva de Guantes, con hasta 4 localidades excavadas durante una década de investigaciones. El paraje de La Loma, con sus innumerables cavidades y galerías colmatadas, ha resultado ser un territorio ocupado y frecuentado por poblaciones humanas durante milenios”, han señalado los investigadores.

Este mes de septiembre se llevará a cabo una nueva campaña de excavaciones. El objeto del estudio persigue precisar la cronología de la presencia neandertal en este área premontana. La intervención servirá también para reconstruir las características ecológicas del entorno de la Cueva de Guantes durante los episodios de presencia humana.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingresa tu comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí