El vicepresidente y portavoz de la Junta, Francisco Igea, de Ciudadanos, ha asegurado este miércoles que las galas del programa televisivo ‘Prodigios’ grabadas en enero en el Centro Cultural Miguel Delibes de Valladolid cumplieron «perfectamente» toda la normativa del Gobierno autonómico, que había decretado medidas excepcionales por la pandemia del coronavirus como el cierre de los centros culturales, y ha retado a presentar una denuncia en el caso de que alguien tenga prueba de lo contrario.

Igea ha realizado esta afirmación en el pleno de las Cortes de Castilla y León donde ha pedido tomar la palabra tras las acusaciones del portavoz del Grupo Mixto y procurador de Podemos-Equo, Pablo Fernández, a las consecuencias de la grabación de esas galas que concluyeron con un brote de siete contagiados, cuatro de ellos músicos de la OSCyL.

Pablo Fernández había aprovechado su intervención en el debate de las enmiendas parciales al proyecto de presupuestos de la Consejería de Cultura y Turismo para acusar a la Junta de haber «ocultado» las consecuencias sanitarias de la grabación de unas galas que se celebraron

«Señor Fernández, si tiene esa duda por favor proceda a presentar la denuncia donde corresponda», ha respondido Francisco Igea en nombre del Grupo Ciudadanos. «Es completamente falso», ha aseverado el vicepresidente y portavoz ante las críticas de Fernández al Gobierno autonómico por el «reguero de contagios» que dejaron unas galas televisivas grabadas en un edificio de la Junta que pagó además 428.000 euros, a los que ha sumado otros 5.893 euros por una mención en la rueda de prensa del programa.

«Ni el contrato de Leo Messi señorías», ha ironizado el procurador de Podemos que ha lamentado que la Junta no tenga dinero para la cultura o para proteger el patrimonio de Castilla y León y sí para financiar el «chiringuito de la Fundación Siglo» y el «despilfarro» de casi 500.000 euros para una gala que «debería haber estado prohibida».

«No se les cae el rostro de vergüenza porque no conocen lo que significa la palabra vergüenza», ha sentenciado Fernández a quien ha respondido el procurador de Ciudadanos José Ignacio Delgado Palacios que ha tirado de dichos populares para afirmar que la vergüenza era verde y se la comió el burro.

«Hay que aguantar lo que tenemos que aguantar y para eso estamos», ha continuado Delgado Palacios que ha considerado «lamentable y grosera» la comparación de Fernández con el contrato de Leo Messi para defender que en tiempos de pandemia los medios de comunicación son fundamentales para promocionar la cultura y los eventos.

Finalmente, ha reprochado a Fernández que Pablo Iglesias e Irene Montero, a los que se ha referido como «marqueses», hayan contratado a una niñera para cuidar a sus hijos o que vivan en un palacio con piscina de agua salada.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingresa tu comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí