El Consejo de Gobierno de la Junta de Castilla y León ha aprobado este jueves un conjunto de recomendaciones para las celebraciones de Navidad con el fin de evitar aglomeraciones ante todo y de proteger a las personas en residencias, al tiempo que se ha avanzado que se adoptarán decisiones sobre el límite de personas en reuniones, cierre perimetral y horarios antes del sábado.

El vicepresidente de la Junta, Francisco Igea, ha detallado las recomendaciones y ha avanzado que el presidente, Alfonso Fernández Mañueco, debe determinar las medidas relacionadas con el límite de personas que se podrán reunir en las celebraciones navideñas –actualmente fijado en 10–, el confinamiento perimetral de la Comunidad y los horarios sobre el toque de queda que está establecido ahora a las 22.00 horas y hasta la 1.30 el 24 y el 31.

A la espera de este acuerdo que, como ha garantizado, estará elaborado antes del fin de semana para dar margen a la ciudadanía y que se podría consensuar con autonomías limítrofes, el vicepresidente ha relatado las recomendaciones que se han aprobado enfocadas principalmente a los controles de aforo para evitar la alta densidad de personas y que abre la posibilidad de establecer itinerarios alternativos con el fin de garantizar el mantenimiento de las distancias de seguridad.

De este modo, ha insistido en que se instará a los ayuntamientos a no festejar actos navideños como campanadas de fin de año en plazas o vías públicas y les pedirá que llamen a la ciudadanía a no concurrir a las zonas donde tradicionalmente se desarrollaban estos actos y a establecer medidas precisas de control.

La Junta además ha va a suspender las autorizaciones para las celebraciones de espectáculos en uno o varios municipios y vuelve a reiterar la prohibición de celebrar eventos como cabalgatas o conciertos de navidad, por lo que invita a que sean virtuales o únicamente en recintos acotados, con diferente lugar de entrada y salida, garantizando la distancia de 1,5 metros, el uso de mascarilla a partir de los dos años y con un aforo del 50 por ciento.

Además, no se podrá consumir bebidas en estos espacios para evitar quitarse mascarillas, al igual que en los belenes vivientes que deberán instalarse en recintos acotados y con pases que no superen los 15 minutos.

En cuanto a la hostelería, Igea ha aclarado que el cierre está establecido todos los días a las 22.00 horas, incluido el 24 y el 31 pese a que esos días el toque de queda se alargue hasta la 1.30 horas

Con motivo de las fiestas navideñas la Junta ha decidido flexibilizar las visitas de familiares a centros de mayores o de discapacitados con un máximo de dos personas por residentes y durante dos horas. No obstante, se recomienda que los visitantes guarden aislamiento durante al menos los siete días previos a la visita al centro para disminuir el riesgo.

En el caso de centros donde se permita el acceso de familiares a comidas o cenas de navidad sólo podrán acceder dos personas por residente y deben contar con una prueba que garantice su negativo en Covid «reciente». Además, si se decide llevar a casa a un anciano o un discapacitado institucionalizado se recomienda que su estancia sea de al menos siete días para evitar la transmisión en el reingreso.

La Junta ha decidido también que no se celebre la San Silvestre, más vigilancia de aforos, que los jóvenes que estudian fuera y regresan a España guarden al menos 10 días de aislamiento, reforzar la ventilación, no fumar en la vía pública y que las actividades se desarrollen al aire libre.

Por último, se recomienda que las compras se hagan con antelación para evitar aglomeraciones, que se mantengan aforos en celebraciones religiosas y civiles, donde, además, se deben evitar cantos.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingresa tu comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí