Castilla y León contabiliza un total de 42 zonas básicas de salud –diez más que el viernes– cerca del confinamiento al arrojar tasas por encima de los cinco casos positivos por COVID-19 por cada 10.000 habitantes, una situación en la que ya se encuentran inmersas las localidades de Íscar y Pedrajas en Valladolid y Aranda de Duero (Burgos).

Las provincias de Burgos y Salamanca, con once, continúan siendo las provincias en una situación más delicada de la que solo Ávila se libra hasta el momento, tal y como recoge la Junta en su portal de datos abiertos y consultado por Europa Press.

En concreto, Burgos tiene una zona básica más que ayer en color ‘naranja’. Así, a Burgos Rural Sur, Comuneros, Gamonal, Valle de Mena, Medina de Pomar, Villarcayo, Sedano, Melgar de Fernamental, Belorado, Quintanar de la Sierra, Aranda Rural se une hoy Briviesca. En esta provincia Sedano continúa teniendo la tasa más alta con 136,05 positivos por 10.000 habitantes.

Salamanca, por su parte, añade dos más y ya contabiliza once zonas en esta situación. Así, además de F. Villalobos, Elena Ginel Díez, San José, Alamedilla, San Juan y Miguel Armijo en la capital, se une Garrido Sur, mientras que en la provincia se incluye, además de Periurbana Norte y Pedrosillo el Ralo, a Gijuelo. Pedrosillo el Ralo aumenta su tasa de contagios hasta el 34,08 positivos por 10.000 habitantes.

Valladolid también ‘empeora’ situación al sumar dos zonas nuevas más con respecto al viernes. En concreto se trata de Casa del Barco y Plaza del Ejército, que ya había estado en zona naranja esta semana, en la capital. A éstas hay que añadir Delicias II, Circunvalación, Pilarica y Circular –14,40 positivos por cada 10.000 habitantes–, y Monta del Marqués en la provincia, sin olvidar que Íscar está en zona roja.

En Soria se mantienen seis zonas, si bien hay variación. Sale de esta situación San Esteban de Gormaz y entra Almazán. Además, también están al borde del confinamiento San Leonardo de Yagüe, Soria Rural, Gomara –presenta los niveles más preocupantes, 27,96 positivos por cada 10.000 habitantes–, Soria Sur y Norte.

Segovia suma a la zona básica de Cuéllar, la de Villacastín con 15,17 positivos por cada 10.000 habitantes.

León, que ayer no tenía ninguna, hoy amanece con tres zonas en peligro. Se trata de Villafranca del Bierzo y Astorga I y II, esta última con los peores datos al reflejar 8,78 positivos por 10.000 habitantes.

Por último, Zamora también aparece en el mapa de la Junta con una zona en color ‘naranja’, cuando el viernes no tenía ninguna. Se trata de Villalpando con una tasa de 5,59.

Para todas estas zonas, la Junta reclama que se restrinja «al máximo» el contacto social, evitando reuniones de más de diez personas y limitar «al máximo» la exposición en lugares cerrados.

1 COMENTARIO

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingresa tu comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí