La ocupación en las UCI es el indicador clave que la Consejería de Sanidad esgrime para mantener la «precaución» y evitar la precipitación de la desescalada

La consejera de Sanidad de la Junta de Castilla y Léon, Verónica Casado, ha anunciado este martes que la situación actual de la pandemia en la Comunidad, tanto en número de contagios como en la ocupación de camas hospitalarias y de UCI, no aconseja relajar medidas restrictivas por el momento pese a un descenso generalizado en el número de casos, al tiempo que ha recordado que las acciones actuales se aprobaron con una vigencia de hasta el 23 de febrero.

En su comparecencia semanal para analizar la evolución de la pandemia la consejera ha dibujado una situación aún «muy compleja» similar a la vivida el pasado mes de abril. Así, ha recordado que la ocupación hospitalaria actual de enfermos Covid es del 51 por ciento cuando se aconseja el 25 por ciento para iniciar de forma «prudente» una desescalada.

«No se puede hacer ninguna relajación de medidas de prevención ante hay que espera», ha aseverado, tras lo que ha relatado que actualmente se vive un momento de la pandemia «diferente» con «numerosas cepas más contagiosas» que exigen la máxima precaución porque «cualquier mal paso puede llevar a una situación muy, muy complicada».

La elevada ocupación de las UCI es uno de los indicadores que más preocupan, especialmente si se tiene en cuenta que la estancia media de pacientes en UCI es larga. «Si atendemos al ritmo de altas en críticos que tuvimos en la segunda ola, a finales de marzo todavía tendríamos una cantidad de en torno a 160 pacientes críticos COVID, una estimación que se puede alterar si se produce una cuarta ola y si esta se asemeja a la tercera. Evidentemente eso nos hace pensar que la prudencia tiene que ser el elemento clave», ha aseverado.

La estancia media de los pacientes en la Unidad de Cuidados Intensivos es de 24,4 días, pero hasta un 30 % pueden superar el mes de estancia e, incluso, un 10 % prolonga su ingreso en Críticos más de 40 días.

La consejera ha recordado que la actividad programada en hospitales se ha visto muy afectada en esta tercera ola, y que en los últimos días ha comenzado a recuperarse hasta niveles del 50 %. La diferencia con la situación de marzo, apunta, es que las consultas externas se han podido mantener con «casi total normalidad».

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingresa tu comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí