CyL regula las ayudas para promover el dimensionamiento y planificación estratégica del cooperativismo agroalimentario

La Consejería de Agricultura, Ganadería y Desarrollo Rural ha publicado este viernes en el Boletín Oficial de Castilla y León (Bocyl) las bases reguladoras que establecen el régimen de ayudas para promover el dimensionamiento y planificación estratégica del cooperativismo agroalimentario de la Comunidad y que contarán con 300.000 euros de subvención.

Las cooperativas agroalimentarias o de explotación comunitaria de la tierra y/o del ganado podrán acceder a estas ayudas, cuya convocatoria se publicará «en los próximos días», dirigidas a aquellas entidades que tengan su domicilio social y fiscal en el territorio de Castilla y León.

En concreto y según han detallado desde el departamento que dirige Jesús Julio Carnero, las actividades que son objeto de ayuda son la fusión de cooperativas, la integración de cooperativas, así como las actividades de consolidación de la fusión y de consolidación de la integración.

También se pueden acoger a esta convocatoria la celebración de acuerdos intercooperativos bajo unas premisas determinadas y la elaboración de planes estratégicos. La intensidad de la ayuda será variable, en función de la actividad realizada por la cooperativa solicitante.

En el caso de fusión o integración, la ayuda puede llegar al cien por cien de los gastos subvencionables, con un límite de 25.000 euros por cada cooperativa interviniente en el proceso. «Si se trata de gastos de consolidación de la fusión o integración, el importe puede ascender al 50 por ciento de los gastos subvencionables, siempre considerando el límite de importe de 25.000 euros», han precisado las mismas fuentes.

En el caso de acuerdos intercooperativos, se establece una ayuda máxima de 15.000 euros, «siempre que se justifique la adquisición de inmovilizado material por dicho importe».

Por último, la ayuda a los planes estratégicos podrá llegar hasta el 50 por ciento de los costes de elaboración del plan, con un importe máximo de ayuda de 6.000 euros por beneficiario.

Según han explicado las mismas fuentes, la orden señala también los criterios de valoración de las ayudas, «priorizando los gastos en actividades de dimensionamiento más avanzadas y definidas sobre aquellos gastos cuyos resultados se podrán alcanzar a más largo plazo».

Los gastos situados en primer lugar son los de fusión, después los de integración y los gastos de consolidación de fusión e integración. A continuación tendrán prioridad los gastos de acuerdos intercooperativos y, por último, los gastos de planificación estratégica.

Todos los gastos auxiliables se enfocan en conseguir un mejor dimensionamiento de las cooperativas. «Esto permitirá, entre otras ventajas, poder ofrecer más y mejores servicios a los socios así como aumentar la capacidad de negociación en la venta de los productos y en la compra de insumos para las explotaciones de los cooperativistas», han explicado desde la Consejería en el objetivo de alcanzar una mayor eficiencia aprovechando economías de escala.

Desde la Consejería de Agricultura han defendido que las cooperativas agroalimentarias se configuran como canal de participación de los productores agrarios en los procesos de producción, comercialización y transformación. «Es necesaria su potenciación por englobar a un sector de actividad económica de especial interés para el tejido empresarial de Castilla y León y en particular para sus zonas rurales», reconocen desde este departamento.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingresa tu comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí