Entrevistamos a MARY MAR TEJIDO, Presidenta de ArtPeBe

Muchas eran las personas que deseaban que las peluquerías reabrieran tras el confinamiento ¿ha habido mucho boom de clientela?

¡Sí! Los clientes nos estaban esperando deseosos de dar color y forma a su cabello.
Las listas de espera de muchas peluquerías aún siguen sin haberse puesto al día.

¿Cómo os habéis tenido que preparar para poder atender a los clientes con las consiguientes medidas de higiene?
Pues ha habido q preparar los locales disponiendo para los clientes gel hidroalcohólico, guantes y en algunos casos mascarillas.
Hemos adaptado los tocadores para cumplir con la distancia social de dos metros.

Es cierto que tanto cambio a la hora de tener un protocolo para cumplir con las medidas de seguridad ha supuesto un ‘shock’ para el cliente, pero también para vosotros, los profesionales…
El cliente se ha adaptado perfectamente al nuevo protocolo, desde aquí felicitar a todos ellos por su colaboración.
Y a los profesionales nos ha supuesto emplear mucho trabajo y tiempo. Entre cliente y cliente se desinfecta todo, sillón, lavacabezas, utillaje (tijerascepillos) zona de recepción, tpv… Todos los accesorios que traen los clientes como bolsos o abrigos se aíslan individualmente en bolsas o guardaabrigos de plástico. Todo lo que se utiliza es desechable, capas, toallas, batas (ahora hay mucho problema de batas desechables porque los precios se han triplicado), trapos de limpieza de un solo uso…

«Demandamos pasar de un IVA de lujo del 21%, a uno del 10%. La peluquería es una necesidad»

A punto de entrar, previsiblemente en la Fase 2, ¿qué cambios experimentaremos en las peluquerías con este nuevo paso hacia delante?
En la Fase 2 podremos tener el 40% de aforo del local, manteniendo la distancia de separación de dos metros y dando servicio prioritario de horario a las personas mayores de 65 años.

¿Cuáles son las sensaciones sobre la actual situación que trasmiten los asociados de ‘ARtPebe’?
La sensación que nos transmiten los socios es la incertidumbre, las dudas de que será cuando pase el boom. Los clientes habituales no vuelven regularmente como antes, alargan la visita a la peluquería.
Si hay un parón de trabajo ¿qué se puede hacer con los empleados, otro ERTE, un ERE?..
Se ha perdido cerca del 40% de los ingreso anuales, sin Semana Santa, comuniones, muchas bodas, fiestas de los pueblos…

¿Cuáles son las principales demandas que se exigen desde el sector?
Las principal demanda es Volver al IVA reducido que teníamos en 2012. es decir, pasar de un IVA de lujo del 21% a uno del 10%, porque la peluquería no es un lujo, es una necesidad.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingresa tu comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí