Economía dicta las normas para la elaboración de los presupuestos de 2022 para una «progresiva recuperación resiliente»

Castilla y León-Presupuesto 2022

La Consejería de Economía y Hacienda publica en el Boletín Oficial de Castilla y León la Orden de elaboración de los presupuestos generales de la Comunidad para 2022 orientados a la recuperación económica sostenible, a la reactivación del empleo y a la calidad de los servicios públicos y alineados con la agenda 2030.

El texto, consultado por Europa Press, tiene en cuenta la situación de una economía «todavía muy afectada» por la crisis sanitaria, social y económica sufrida a nivel mundial y establece las condiciones para impulsar una «senda progresiva de recuperación resiliente» que pueda transformar y reactivar de forma sostenible la actividad económica y el empleo de Castilla y León.

Además, el objetivo de la Junta en la elaboración de los próximos presupuestos pasa por aprovechar las oportunidades del mundo rural, «lo que supondrá un importante apoyo al reto demográfico y contra la despoblación, en línea con el objetivo general de promover la cohesión económica, social y territorial priorizando la creación de nueva actividad económica y más ocupación en el medio rural».

«Todo ello alineado con la nueva estrategia establecida por la Unión Europea, en el marco de la Agenda 2030 de las Naciones unidas con los 17 Objetivos de desarrollo Sostenible (ODS) y el Acuerdo de París sobre el Cambio Climático», añaden desde el departamento que dirige Carlos Fernández Carriedo.

En este sentido, la Orden de elaboración de los presupuestos de 2022 está en consonancia con las recomendaciones de la UE para impulsar un nuevo desarrollo económico, social y territorial y para seguir avanzando en la transformación de la Comunidad y aprovechar el «efecto multiplicador» de los nuevos fondos europeos con iniciativas orientadas a invertir en empleo y talento para una economía digital y sostenible.

También se contemplan iniciativas para transformar el medio rural desde la transición ecológica, la digitalización y la innovación, para fortalecer y modernizar el sistema sanitario público en garantía de salud y para mejorar el bienestar de los ciudadanos desde el compromiso con las entidades locales.

Otros objetivos serán apoyar la inversión y transformar la economía desde sectores y tecnologías claves priorizando la innovación digital y la ciberseguridad, activar la transición a una economía circular desde la sostenibilidad impulsando el ahorro y la eficiencia energética, salvaguardar las infraestructuras con un desarrollo armonioso con el entorno y desarrollar conocimiento con una educación de calidad.

A esto se unen iniciativas para un mejor aprovechamiento de los recursos culturales y naturales y para fortalecer la igualdad, la inclusión y la protección social apoyando el bienestar y el desarrollo de los más vulnerables.

Por último, la Junta seguirán aportando «recursos extraordinarios» que se dirigen a la contención de la pandemia, el refuerzo de los servicios públicos y, también, para combatir los efectos nocivos sobre el empleo y la actividad económica en aquellos sectores especialmente castigados por la crisis.

La Orden, conforme a la Ley de Hacienda de la Comunidad, dicta las normas para elaborar los Presupuestos Generales de la Comunidad para 2022, en las que se establecen los criterios de presupuestación, su ámbito institucional, la estructura de los ingresos y gastos que lo componen, así como las comisiones participantes en el proceso de elaboración.

Finalmente, la Orden relaciona la documentación requerida y sus plazos de cumplimentación.

Según destaca la Consejería de Economía y Hacienda, la asignación de recursos disponibles entre los distintos programas de gasto tendrá como líneas fundamentales desarrollar una política fiscal que fomente la inversión y el emprendimiento, que apoye a las familias, a los jóvenes y al mundo rural y a crear oportunidades de futuro, e impulsar una política económica que mejore la competitividad y la creación de empleo que impulse la modernización de la Comunidad.

También contempla acordar una nueva financiación autonómica que atienda al coste real de los servicios públicos, «considerando adecuadamente nuestra extensión territorial y la dispersión de la población, así como el envejecimiento y la baja densidad demográfica, y asegurar una política sostenible y responsable en materia de endeudamiento y de contención del déficit público.

Finalmente, se propone consolidar una política presupuestaria con vocación de liderazgo en la calidad y nivel de prestación de los servicios públicos, «asegurando estos servicios en el medio rural profundizando en la conciliación y la corresponsabilidad y en la reducción de las desigualdades».

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingresa tu comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí