El Edificio LUCIA de la Universidad de Valladolid (UVa) ha recibido hoy el certificado WHOSIE (World Organization for Safety and Health in Indoor Environment) de protección de edificios contra el contagio de virus, siendo el primer edificio de todo el mundo en conseguir esta acreditación.

El vicepresidente de la Junta de Castilla y León, Francisco Igea, ha indicado, durante la entrega del certificado, que este edificio es “buena muestra de lo que suponen la inteligencia y el trabajo colectivo en Castilla y León”.

En el acto, además del vicepresidente, han intervenido el Rector de la UVa, Antonio Largo Cabrerizo, y el director técnico de WHOSIE, Rafael Díez.

El también portavoz y consejero de Transparencia, Ordenación del Territorio y Acción Exterior del Gobierno autonómico ha recordado que la UVa, “como todas las Universidades” de la Comunidad, ha estado trabajado “duramente” durante la crisis de la COVID-19. En concreto, ha especificado Igea, la UVa “no sólo ha estado diseñando protocolos, sino también realizando PCR” a lo largo de estos meses.

En este sentido, el vicepresidente de la Junta ha señalado que existen “dos tipos de organizaciones y dos tipos de personas”. “Hay quienes no saben reaccionar y se quejan”, ha manifestado Igea, que, por el contrario, ha resaltado que “luego hay entidades que ponen todo su esfuerzo en buscar soluciones, en adaptarse a las circunstancias y en colaborar”. La UVa, ha dicho, “ha trabajado muy duro por adaptarse, por ayudar a la sociedad a sobrellevar y a vencer esta pandemia”.

“Castilla y León se ha enfrentado a la COVID-19 en una situación muy difícil, pero lo ha hecho con inteligencia, con capacidad de adaptarse y capacidad de respuesta”, ha insistido el vicepresidente autonómico, que ha señalado que, “aun siendo muy doloroso” lo que ha ocurrido, la Comunidad “lo ha pasado de la mejor manera posible”.

Ahora, ha avanzado Igea, la Comunidad se enfrenta a un “otoño y a un invierno inciertos”, por lo que ha destacado que la adaptación de edificios, como el LUCIA, “debe ser un símbolo, una señal para Castilla y León”, de forma que, si vuelve a producirse una crisis sanitaria como la que ha acontecido en estos meses, “se esté lo más preparado posible”.

Con todo ello, el vicepresidente ha agradecido a la Universidad de Valladolid “todo el trabajo” que ha hecho, así como “el que queda por hacer”. “Es un lujo contar con gente como vosotros”, ha concluido.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingresa tu comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí