Dicen que las crisis son también momentos de oportunidades. Según el INE, las pernoctaciones en alojamientos turísticos extra hoteleros (apartamentos, casas vacacionales, cámpines, casas rurales y albergues) disminuyeron un 49,9% en julio respecto al mismo mes de 2019, una cifra que se explica con la falta de turistas extranjeros.

El dato interesante es que las pernoctaciones de residentes en España en alojamientos rurales crecieron un 18,7%. Las comunidades con más ocupación en alojamientos rurales en el mes de julio fueron Castilla y León, Cataluña y Asturias.

Pues bien, Palencia tiene un amplio y variado número de casas rurales, algunas francamente maravillosas, quizás vaya siendo hora de poner esto en valor y reivindicarnos como un lugar IDEAL para atender esta demanda creciente y real que ha existido y existirá tras la esta pandemia. Quizás vaya siendo hora de forjarnos como un destino preferente que tiene mucho por descubrir y además, debemos hacer que esto perdure en el tiempo, que los visitantes repitan, y al regresar a sus lugares de origen nos recomienden siendo así nuestros mejores embajadores. Para ello es importante estar muy preparados, ser profesionales y cuidadosos con los visitantes sabiendo dar lo mejor de nosotros y de nuestra zona, haciendo que su estancia sea placentera y completa, debemos saber satisfacer las necesidades reales del visitante y cuidar los pequeños detalles que marcan la diferencia.

Palencia cuenta con importantes reclamos como el Canal de Castilla, Camino de Santiago, Rutas del Románico y nuestra Montaña Palentina que no dejan indiferente a nadie. Visitas obligadas a la Villa Romana La Olmeda, Cueva de los Franceses, iglesia de San Martín de Frómista y un largo elenco de villas, rincones y paseos con encanto que sería imposible citar en este pequeño espacio, pero que conocemos o deberíamos conocer… Hace escasos días se celebró una nueva edición de la Feria Naturcyl que ponía en valor nuestra provincia, su montaña y las enormes posibilidades reales que tenemos. Quizá no sea tarde para empezar a creer en nosotros, y sólo así poder vendernos mejor.

Recientemente oía con entusiasmo e ilusión que la Junta de Castilla y León proponía para el Congreso Nacional de Ecoturismo a la Montaña Palentina-Parque Natural de Fuentes Carrionas y Fuente Cobre para su edición de 2022. Momento ese que, de ser los elegidos, nos debe coger preparados para ofrecer nuestra mejor imagen.

Es tiempo de ser más profesionales que nunca, pensar en conjunto. Comercio y hostelería deben ir de la mano y realizar paquetes y campañas que se retroalimenten.

Sectores como el comercio tradicional, la restauración, los alojamientos rurales, centros de ocio y deportivos deben establecer lazos, acuerdos que hagan más atractiva y satisfactoria la estancia al visitante generando, a su vez, riqueza en el ecosistema empresarial de la zona.

Palencia tiene un gran potencial, la coyuntura y las estadísticas están de nuestro lado. Es hora de subirse a este tren que puede y debe impulsar nuestra economía.

¡Feliz y provechoso mes de octubre amigos lectores!

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingresa tu comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí